Burriana podrá acometer los tornillos de Arquímedes y la conexión de la avenida del Transporte

En seis años el gobierno local ha reducido la deuda municipal en más de 8,4 millones de euros,

El gobierno municipal de Burriana podrá acometer los tornillos de Arquímedes, la conexión de la avenida del Transporte con la CV18, así como otros proyectos con el superávit de la liquidación del presupuesto de 2021, según ha anunciado la concejala delegada del área de Hacienda, Cristina Rius, quien ha precisado que el consistorio “reinvertirá el ahorro del pasado ejercicio, al igual que el de los anteriores, en más inversiones para el progreso de la ciudad”.

Rius ha explicado que el equipo de gobierno municipal ha liquidado el presupuesto del pasado año 2021 con una deuda de 5.888.788 euros, que supone una ratio de endeudamiento del 17,75 por ciento, “muy inferior al que nos encontramos al inicio de la pasada legislatura de un 48 por ciento”.

Afirmación que ha realizado con los datos del último año en la mano, “en los que claramente se puede comprobar como la deuda municipal en los últimos 6 años se ha reducido en más de 8,4 millones de euros, lo que supone una reducción significativa por habitante hasta los 168 euros actuales.

Tras la firma por parte de la alcaldesa de Burriana, Maria Josep Safont, del decreto de liquidación de 2021, del que se dará cuenta en el próximo pleno municipal previsto para mañana jueves 3 de marzo, Rius ha puesto de relieve el “riguroso, responsable y exhaustivo trabajo” que está realizando el equipo de gobierno de Borriana a nivel económico, que ha vuelto a quedar demostrado tras la liquidación del Presupuesto del ejercicio correspondiente a 2021.

Situación que para Cristina Rius significa que el resultado del presupuesto de 2021 es “positivo” y con un remanente de Tesorería para gastos generales que nos permitirá seguir invirtiendo en proyectos para la ciudadanía”.

Con esto, Rius ha manifestado que por sexto año consecutivo “las cifras no engañan y muestran la capacidad que durante los últimos ejercicios hemos tenido a la hora de reducir la deuda municipal, además de aumentar cada año el nivel de inversiones y conseguir que Borriana haya cambiado por completo tras solo una legislatura”.

De hecho, ha manifestado, “hemos acabado con la parálisis previa a 2015 cuando se invertía alrededor de 1 millón de euros anualmente, a los 5 millones de obligaciones reconocidas en 2021, en el capítulo de inversiones, 5 millones a los que hay que sumar las obras que continúan ejecutándose este año”.

Entre ellas ha señalado, el edificio que acogerá todos los servicios sociales, al que le queda alrededor de un mes de obra, y que tiene un coste total de 1,7 millones de euros; el IES Jaime I, con más de 13,3 millones de euros; la climatización del mercado municipal con 170.000 euros; la rehabilitación de la Casa de la Cultura, que se licitará en breve con un coste cercano al millón de euros; la redacción del proyecto del nuevo carril bici Grao-Puerto, o la expropiación y posterior urbanización del acceso al CEIP Josep Iturbi, cuyas obras están en marcha con un coste total de 430.000 euros.

Estas, ha asegurado Cristina Rius, “son algunas de las obras e inversiones en las que estamos trabajando y estaban previstas en el presupuesto que liquidamos ahora, y que continúan este ejercicio 2022, cuyos remanentes de las partidas económicas se incorporarán en el presupuesto vigente para las obras en curso citadas”.

Una vez que Intervención realice las incorporaciones de las obras en curso o los compromisos de gasto adoptados, a cargo del Remanente de Tesorería para Gastos Generales, con los 5 millones restantes “concretaremos los proyectos a los que irá destinado y que consideramos prioritarios, como los tornillos de Arquímedes de los que, en breve, habremos reunido todos los permisos pertinentes y con ellos evitaremos inundaciones en la zona marítima por las fuertes lluvias”.

También se ha referido a la remodelación del Mercado Municipal, la rehabilitación de la casa de peones camineros en la carretera de Vila-real, casa cedida por la Generalitat y que se destinará a locales de diferentes asociaciones, o la conexión de la avenida del Transporte con la CV18 que supondrá desatascar las entradas y salidas de la ciudad en horas punta.

Respecto a esta conexión, ha explicado, actualmente ya se ha publicado la licitación del proyecto, paralelamente se trabaja en la expropiación de los terrenos y esperamos continuar la tramitación sin ninguna incidencia y que este nuevo vial sea pronto una realidad.

En cuanto al período medio de pago a proveedores, la edil de Hacienda ha señalado que se ajusta a la Ley de Morosidad, y ha puesto el ejemplo del último trimestre, en el que la media ha sido de 14,53 días, lo que a su juicio suscita que las empresas y autónomos “quieran trabajar con el Ayuntamiento porque, cuando hacen un trabajo, la tramitación de la factura es rápida y les llega pronto la liquidez para poder seguir con su actividad”.

ValenciàEspañol