Burriana se une para exigir mejoras contra el cotonet de Sudàfrica

El pleno aprobó ayer noche una propuesta para que se permita la materia del Metil-clorpirifos en huertos totalmente afectados.

El pleno del Ayuntamiento de Burriana, de manera unánime, ha pedido ayuda para el sector citricultor ante la plaga del cotonet de Sudáfrica que ha afectado a gran parte de los cultivos de la Plana, y aprobó una propuesta para que, bajo control de la Conselleria, se permita la materia del Metil clorpirifos en huertos totalmente afectados, tal y como la Conselleria ya ha anunciado.

El edil de Agricultura, Vicent Granel, ha explicado que Burriana “ya solicitó la medida hace un tiempo y, ahora, vemos como la Conselleria va a exigir ya al Ministerio la petición”, y ha precisado que “ya es momento que autoricen el uso de estas materias que puedan salvar cultivos a los que la lucha biológica aún no llega”.

Granel ha explicado que es “importante” que la Conselleria solicite al Ministerio de Agricultura “la autorización excepcional de la materia activa Metil clorpirifos para el control de cotonet de Sudáfrica, fuera de la época de floración de los cítricos y desde la caída de pétalos hasta el final de la caída fisiológica de junio (30 días)”. Unos tratamientos fitosanitarios que serán ejecutados por la propia Conselleria competente en materia de sanidad vegetal, posteriormente, se retirará esa producción para que no llegue a los mercados.

“Es una buena noticia para poder controlar la plaga en los huertos de la Plana”, ha manifestado el responsable municipal de Agricultura, y ha señalado que el acuerdo aprobado anoche por unanimidad también insta a la Conselleria competente en Sanidad Vegetal a que incremente la inversión en la lucha biológica y biotécnica para el control de plagas agrícolas en la Comunitat Valenciana.

Igualmente apremia al Gobierno del Estado y a la Conselleria apara que incluya una línea de ayudas directas a los citricultores afectados por el cotonet de Sudáfrica de manera que se puedan compensar las pérdidas económicas que la plaga ha provocado en el sector. Y otra línea de ayudas al sector comercializador de cítricos para instaurar medidas de bioseguridad que impidan la expansión de la plaga.

Asimismo, en el acuerdo plenario, el Ayuntamiento de Burriana insta a la Unión Europea a incrementar los controles a los productos que provienen de terceros países y equiparar las medidas exigidas en el uso de los productos fitosanitarios.

También exige a la Unión Europea introducir en la revisión del tratado comercial con Sudáfrica medidas que deriven en un mayor control en origen de las importaciones y el tratamiento en frío para estas, así como un mayor control tanto en puertos y aeropuertos de titularidad estatal como en los europeos, principalmente el de Róterdam, por el cual entran los mayores volúmenes de cítricos sudafricanos.



CatalanSpanish