Burriana gestionará el control poblacional de gatos y el seguimiento de las colonias felinas

El Ayuntamiento de Borriana y la Asociación Coordinadora CER para la Protección Felina, han suscrito un primer convenio de colaboración

El Ayuntamiento de Borriana y la Asociación Coordinadora CER para la Protección Felina han suscrito un convenio de colaboración para gestionar de forma ética el control poblacional mediante CER (Captura- Esterilización-Retorno), así como para el seguimiento de las colonias felinas existentes en el municipio y minimizar los riesgos higiénicos sanitarios.

Mediante el convenio, suscrito esta mañana entre la alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, y la presidenta y la vicepresidenta de la Asociación Coordinadora CER para la Protección Felina, Juana Torres y Lorena Nicolau, el consistorio aportará un total de 11.280 euros euros para la adquisición de pienso seco y para el servicio de veterinario y el compromiso de educar a la ciudadanía sobre el Proyecto CER y sus beneficios, y desarrollar acciones y campañas de concienciación de la población para la reducción de abandonos y maltrato a los animales.

Según ha explicado el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Bruno Arnandis, se trata de “dar un paso más” en la cooperación con las actividades de protección y control de colonias felinas que se encuentran en vía pública.

Así, mediante el acuerdo suscrito, el consistorio y la Asociación Coordinadora CER se acogen al principio de “Sacrificio 0” y sólo se podrá ordenar la eutanasia de los animales para evitar su sufrimiento de no existir tratamiento curativo o paliativo para su enfermedad o lesión.

Este principio también supone finalizar con la captura e ingreso de animales por el servicio de recogida contratado y un compromiso para crear un censo de colonias felinas existentes en vía pública a partir de la información que sea facilitada por la Asociación.

Arnandis ha explicado que este acuerdo es la “antesala de un plan más amplio de control y atención de las colonias felinas en el municipio, que se está elaborando, que contemple medidas que garanticen el bienestar de la población y evitar las molestias a los vecinos y vecinas por olores, restos de alimentos y maullidos de celo, pero también para asegurar el bienestar de los animales, de forma que se alcance una convivencia mutua”.

Con el acuerdo suscrito ahora, se realiza un registro de gestoras y alimentadoras de colonias felinas existentes en vía pública y se les suministrará el Carnet/ Impreso Municipal de Declaración Responsable que las habilita para realizar la actividad, y queda prohibido que la captura de los felinos se realice por personas físicas o jurídicas que no estén registradas en el Ayuntamiento, así como el ingreso de los felinos callejeros en ningún centro de recogida de animales.

Además, a través del acuerdo suscrito se permitirá que la asociación instale dispositivos en la vía pública para la protección, alimentación de los gatos, pero solicitando con carácter previo la correspondiente solicitud y obtener, previo los trámites oportunos e informes por parte de personal técnico del Ayuntamiento, la correspondiente autorización municipal para ocupar la vía pública.

Bruno Arnandis ha manifestado que ambas partes consideran de interés mutuo el control poblacional y cuidado de las colonias felinas existentes en la vía pública, porque “se ha demostrado en un gran número de municipios que es altamente eficaz, a la hora de controlar el crecimiento de la población de gatos callejeros, aportando una función social importante que mejora la calidad de vida de los felinos y protege su salud, y ayuda a mantener un entorno controlado y saludable”.

La metodología recomendada y con resultados comprobados científicamente para el control poblacional de las colonias felinas, según ha asegurado, es el método CER de captura, esterilización y retorno del gato a su colonia de origen, para eliminar las posibles molestias producidas por las colonias, controlar el número de gatos y evitar la superpoblación, así como reducir los riesgos sanitarios y mejorar la calidad de vida de los felinos.

Además de ser el CER el único modelo que permite la gestión ética de las colonias felinas, ha manifestado Arnandis, a largo plazo supone “un menor gasto que la captura continuada y permanente de los gatos y su confinamiento o sacrificio”.

Asimismo, se proporciona a las asociaciones una clínica veterinaria para la esterilización de los gatos/as de las colonias felinas existentes en vía pública, a partir de la adjudicación de dicho servicio por el Ayuntamiento. La Asociación Coordinadora para la Protección Felina se responsabiliza de la captura de estos animales para llevarlos al veterinario y, una vez han sido esterilizados por un veterinario clínico colegiado, tras su recuperación, reincorporarlos a su colonia de origen.

Igualmente, se responsabilizará del mantenimiento y cuidado de las colonias de gatos existentes en la vía pública aplicando las condiciones de salubridad y limpieza, necesarias en estos puntos de alimentación que serán realizadas de manera regular y con el mínimo perjuicio para el vecindario de la zona.

La Asociación procurará establecer contacto con las personas que alimentan a los gatos de manera controlada para conseguir su colaboración e implicación, conforme a la Ordenanza Municipal, y comunicará mediante Sede Electrónica tanto bajas como altas de personas voluntarias de la asociación para tener un control actualizado en todo momento del voluntariado.

También cooperará con el Ayuntamiento en tareas de asesoramiento técnico sobre gatos y protección animal, así como en las acciones de concienciación de la población para la reducción del abandono y maltrato a los animales.

CatalàEspañol