Burriana adjudica la redacción del proyecto para la instalación de los tornillos de Arquímedes en la Serratella

Contempla la recuperación del sistema de drenaje natural al mar entre el camí Ballester y el camí la Coixa y un sistema contra inundaciones en la zona urbana de la Serratella a través de canalizaciones y elevación con tornillos de Arquímedes.

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Burriana ha aprobado la adjudicación de la redacción del proyecto de obras para la instalación de los tornillos de Arquímedes  en la zona de la Serratella a la empresa Ingenio, Gestión y Técnica SL, por un importe de 26.620 euros, al haber obtenido la mayor puntuación, y un plazo de ejecución para su revisión y firma de tres meses.

Según ha explicado la alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, se trata de la contratación de la asistencia técnica para la redacción del proyecto de obras que contempla “la recuperación del sistema de drenaje natural al mar entre el camí Ballester y el camí la Coixa y de un sistema contra inundaciones en la zona urbana de la Serratella, a través de canalizaciones y elevación con tornillos de Arquímedes”.

Para la alcaldesa supone un “paso decisivo” para que las obras sean una realidad y espera en unos meses “poder contar ya con el sistema adecuado de drenaje”, con lo que el ejecutivo municipal “espera minimizar y evitar las inundaciones de las viviendas existentes en la zona de la Serratella mediante la evacuación de aguas de lluvia al mar de inmediato, en períodos de fuertes lluvias, y también ayudará al resto de la zona marítima”.

Una vez reunidos todos los permisos pertinentes y la concesión administrativa de ocupación de dominio público maritimoterrestre para la instalación de un sistema de drenaje de aguas pluviales mediante la instalación de dos tornillos de Arquímedes, que se alojarán en un solar en la calle les Alqueries, en la zona del jardín junto al camí Serratella 121.

Con los dos tornillos, ha concretado, “se aumentará considerablemente la velocidad de evacuación de las aguas pluviales al mar, en una zona con una capa freática muy próxima a la superficie que precisa de un rápido drenaje” y, de este modo, ha continuado, “se evitarán los efectos de las inundaciones con las que tienen que bregar los vecinos y las vecinas de esa zona del litoral burrianense”.

Al respecto, la primera edil ha precisado que un tornillo de Arquímedes de diámetro 1.900 mm es capaz de evacuar “hasta 1.000 litros por segundo”, es decir, ha matizado, “tres veces más de capacidad de desagüe que la bomba de 70 CV de potencia que el Ayuntamiento utilizó para drenar la acequia del Rajolí en su salida al mar el pasado mes de enero de este año”.

Se trata, ha asegurado, de un mecanismo hidráulico “de gran ayuda para la extracción de grandes caudales de agua en caso de inundaciones o de grandes temporales de lluvia”, y va a suponer una inversión entorno a los 720.000 euros, por lo que “solicitaremos las ayudas pertinentes a la Generalitat”, ha declarado Safont.

Para llevar a cabo esta “importantísimainstalación hidráulica, previamente los técnicos municipales han realizado un estudio para determinar la ubicación óptima y el mejor aprovechamiento del sistema de drenaje, que ha tenido también que soportar un largo peregrinaje de permisos administrativos.

ValenciàEspañol