Burriana proyecta reorganizar y modernizar los puestos del Mercado Municipal

El plan incluye reagrupar los puestos de abastos y gastrobares para potenciar su actividad comercial y dinamizar los espacios.

El gobierno municipal del Ayuntamiento de Burriana proyecta un plan de reorganización y reagrupamiento de los puestos de venta del Mercado Municipal que supondrá su modernización y una importante  reordenación de su espacio, según ha adelantado la alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont.

Ayer mismo, la alcaldesa y la concejal de Comercio y Mercados, Sara Molina, mantuvieron sendas reuniones con los grupos políticos municipales y con los concesionarios del mercado para explicarles el proyecto inicial y recabar sus aportaciones, en ambos casos se han comprometido a valorar la propuesta y contribuir para la elaboración del proyecto definitivo.

Safont y Molina han manifestado que el objetivo de la iniciativa es “potenciar la actividad comercial del mercado, así como mejorar la distribución de espacios para facilitar la actividad comercial para mantener activo el mercado durante todos los días, promocionarlo y ofrecer un mercado de calidad”.

Para la alcaldesa y Molina, el plan de reorganización y reagrupamiento de los puestos ofrecerá “una nueva imagen más compacta y homogénea del Mercado de Burriana” y, al mismo tiempo, “daremos valor añadido a uno de los puntos comerciales más importantes de nuestra ciudad enclavado en este magnífico edificio que aúna los mejores valores del racionalismo y expresionismo arquitectónico con la tradición modernista de los mercados valencianos“.

Molina ha destacado que desde el ejecutivo se va a mejorar la funcionalidad y la imagen porque “queremos convertirlo en el mercado más elitista de la provincia, y que comprar en el mercado se convierta en toda una experiencia de los sentidos y no solo sea una necesidad”.

“Apostamos por el mercado tradicional con un nuevo enfoque para transformarlo y convertirlo en un modelo de mercado sostenible, funcional, moderno, bonito y con estilo propio”, ha indicado.

Por ello, se pretende reubicar todas las paradas y situar todas las paradas de abastos juntas, y los gastrobares en una plaza central con mesas y sillas,que será un espacio común que podrá además ser utilizado también para actividades diversas como centro de reuniones y encuentros, presentaciones de libros y otros usos sociales.

Para la consecución del proyecto, el ejecutivo municipal prevé una inversión de más de 500.000 euros y también optar a la convocatoria de fondos europeos Next Generation, para su cofinanciación junto con fondos municipales.

En la actualidad, en el mercado municipal se combinan los puestos de venta tradicional de productos de proximidad de alimentación, verduras y frutas con el disfrute de los espacios de gastrobares, sin una estructura funcional, este hecho origina algunos conflictos derivados de aunar el comercio de abastos con el de gastrobares.

Con la reestructuración, se prevé incluir elementos de separación con los puestos de venta, y así minimizar las molestias y los conflictos. Al mismo tiempo, el Ayuntamiento también está preparando una nueva ordenanza municipal para regular, mejorar y actualizar la normativa, las condiciones de todos los concesionarios, y adecuarla a la reordenación y al modelo de Mercado que se proyecta crear.

La concesión actual de los puestos del mercado finalizará en agosto de 2023. Cabe recordar que los concesionarios abonan al consistorio poco más de 40 euros al mes por cada puesto, mientras que los gastos de luz, agua, aire condicionado, etc., los asume el Ayuntamiento.

Nuevo modelo de mercado sostenible

Sara Molina ha recordado que ya en enero el Ayuntamiento ejecutó unas obras para la mejora del entorno del Mercado Municipal, concretamente reformas en la fachada, en las entradas y en la accesibilidad, con una inversión de 57.267 euros.

Para la mejora de la conservación del edificio del Mercado y con el propósito de mejorar la fachada, se eliminó asimismo la estructura metálica que tapaba los contenedores de basura y la isla de tres contenedores enterrados que estaba frente a la fachada del Mercado en la plaza de la Mercè.

Esta iniciativa se une a la reciente mejora de la eficiencia energética en las instalaciones del Mercado realizadas por el Ayuntamiento mediante la rehabilitación de la cubierta del edificio y con la reforma de las instalaciones de climatización e iluminación para la mejora de la calificación energética, que se ha completado recientemente.

Una iniciativa enmarcada en la estrategia Edusi, cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) en el marco del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible 2014-2020.

Unas actuaciones que ha recordado la responsable de Comercio y Mercados, “comportan un importante ahorro energético y económico, una mayor durabilidad de los equipos y, al mismo tiempo, un aumento en la sensación de confort de los trabajadores y usuarios de las instalaciones del mercado”.

CatalàEspañol