Burriana pondrá en valor su muralla medieval musulmana

El Ayuntamiento de Burriana acomete la fase final de los trabajos de musealización y puesta en valor del portal de València de la muralla medieval musulmana en el jardí del Pla.

En 2021 se realizó una intervención arqueológica en el jardín de la plaza Mayor que permitió dejar al descubierto parte de la cimentación del antiguo Portal de València que había sido excavada en la década de los 80 del siglo XX, durante una reforma llevada a cabo en el jardín.

La actuación sirvió además para documentar nuevos tramos de la muralla de la ciudad que se conservan en el subsuelo, según ha declarado el concejal de Patrimonio, Vicent Granel, quien junto con el arqueólogo municipal, José Manuel Melchor, han estado supervisando las excavaciones. No obstante, los trabajos de conservación realizados el pasado año resultaron insuficientes para finalizar el proyecto.

El arqueólogo municipal ha explicado que el inicio de las excavaciones se realizó a partir de las evidencias de los trabajos previos que se documentaron en los años 80 y que daban testimonio de la existencia en ese punto de unos restos arqueológicos de la muralla musulmana, “con unas características muy peculiares, con los muros en forma de U, que podían ser de gran interés arqueológico, pero que se habían tapado”.

Después de finalizar la primera fase de los trabajos de excavación, ahora se está realizando la fase de puesta en valor para que quede visible, con garantías y seguridad y con paneles informativos.

Así, en la ventana arqueológica que se conserva en el jardín se puede identificar el muro externo –muralla– y los cimientos de una estructura muraria con un vano que pertenecía a una entrada en codo, un elemento típico de la arquitectura militar de época andalusí.

Para que pueda ser contemplado por la ciudadanía se ha rebajado la vegetación colindante en la acera de la calle Mayor y tras las fiestas patronales se instalará un panel informativo en el jardín de manera que quede libre para el paso por la acera.

Los trabajos de conservación consisten en la consolidación de estructuras de mortero de cal, actualmente visibles (aproximadamente 6m²), mediante inyección, impregnación y goteo de lechadas de cal hidráulica, patinados puntuales de estructura de mortero de cal, hidrofugación de estructuras de mortero de cal, actualmente visibles.

A ello se suma el acabado estético de taludes mediante incorporación de una malla galvanizada electrosoldada y debidamente anclada al soporte y siguiendo la forma en los encuentros con los restos arqueológicos y cubrimiento de mortero coloreado sobre la malla, debidamente colocados y sujetos, cubriendo el 100% de los taludes de la excavación.

Finalmente, respecto al acabado estético del lecho, este se hará con la incorporación de un geotextil posado y siguiendo la forma en los encuentros y colocación de piedra tipo garbancillo grisáceo sobre el geotextil comprendiendo una altura máxima de 10 cm.

Vicent Granel ha enmarcado esta actuación en el compromiso por parte del gobierno municipal por “la recuperación y la puesta en valor del patrimonio cultural e histórico, con la que estamos trabajando, que permitirá que la ciudadanía de Borriana siga redescubriendo y pueda disfrutar día a día del patrimonio y, en este caso, del poder arquitectónico de la muralla”.

Asimismo, ha manifestado que ya tenemos varios puntos arqueológicos interesantes como las dos torres visibles, la del Racó de l’Abadia, en la que se puede contemplar su parte posterior o intramuros y la de la calle Sant Pasqual, donde se aprecia su aspecto exterior o extramuros, “podremos aprovechar este espacio y descubrirlo como un conjunto de interés turístico y cultural, para que la ciudadanía lo conozca y como punto de arranque y de referencia para que entiendan la muralla y su disposición”.

Por ello, ha expresado su deseo que entre toda la ciudadanía “sepamos cuidar y apreciar el espacio como un pequeño recordatorio del gran pasado de nuestra ciudad, un legado que hemos de mantener y poner en valor”

ValenciàEspañol