Burriana destinó en 2020 más de un millón de euros para adecuar viales urbanos y rurales

Inversiones financiadas tanto con presupuesto municipal como con las aportaciones de la Diputación o fondos europeos.

AVL

El Ayuntamiento de Burriana invirtió más de un millón de euros en 2020 en pavimentar viales urbanos y rurales, reparar aceras, en adecuación y accesibilidad, o en habilitar aparcamientos en distintas zonas de la ciudad, y que han sido financiadas tanto con presupuesto municipal como con las aportaciones de la Diputación o fondos europeos.

Así lo ha destacado el concejal de Servicios Públicos, Vicente Aparisi, quien ha manifestado que desde el equipo de Gobierno municipal “estamos muy satisfechos de ver como las inversiones del Ayuntamiento y las aportaciones de otras instituciones en el municipio han dado sus frutos para acometer una serie de obras importantes, solucionando desperfectos en viales y dotándolos de mayor seguridad, atendiendo a las necesidades detectadas y buscando el beneficio general de los vecinos y vecinas”.

Concretamente, en materia de accesibilidad de aceras, el Ayuntamiento destinó el pasado año un total de 17.990 euros y en la reparación urbana del barrio la Bosca, de la calle la Bosca y el tramo de la calle Miguel Ángel, otros 714.202 euros, cofinanciada en un 50 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en el marco de la estrategia EDUSI del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible 2014-2020.

También ha señalado que durante en 2020 se adecuaron dos zonas de aparcamiento, uno en la Bosca donde el consistorio acondicionó una parcela municipal de aproximadamente 600 m² junto a la calle Thomas Alva Edison, detrás del colegio Francesc Roca i Alcaide, para aparcamiento en el barrio, y otro parking, habilitado en un solar municipal, en el área industrial del camí Fondo para los trabajadores de las empresas, como nuevo aparcamiento para aliviar la situación de estacionamiento y de tráfico.

A la pavimentación y reparación de caminos rurales y urbanos, el Ayuntamiento dedicó en 2020, ha aclarado Aparisi, un total de 354.43 euros. Entre ellos ha citado el camí Caminàs y un tramo del camí l’Eccehomo que, según ha explicado, “quedaba por hacer después de la inversión que se hizo en ejercicios anteriores de pavimentar desde la ciudad hasta la zona marítima”. También se hicieron rebacheos en el camí la Coixa i Marge, y la actuación por los desperfectos que la tormenta Gloria ocasionó en les Terrasses y en el camí Serratella.

Asimismo, con fondos del Ayuntamiento se repararon aceras muy deterioradas como la del camí d’Onda, otra en Juan Bta. Sanmartín, conjuntamente con un socavón en la calle, o la acera de la calle Sant Blai y el asfaltado del camí Vell de Llombai, que comprende el asfaltado y mejora en el tramo que va desde la avenida del Transporte al camí de Baix, de una longitud de 641m y 8,85m de ancho.

Con el Plan 135 de la Diputación, ha expuesto el edil de Servicios Públicos, se pudo actuar principalmente en la reparación de los firmes y también en el control de la velocidad de circulación del tráfico en varios viales urbanos, entre los que ha nombrado, los asfaltados y mejoras de firme en la calle Mariano Benlliure, en los tramos más deteriorados del camí Ballester, en el tramo del camí l’Eccehomo, desde el camí Xamussa al camí la Grandona, y en el camí del Masquemado.

Igualmente, ha recordado Aparisi, se realizaron tres reductores de velocidad tipo ‘lomo de asno’ en el camí la Cossa en Santa Bàrbara, en respuesta a una petición de los vecinos y vecinas de la zona, por la excesiva velocidad a la que, según el vecindario, circulan algunos vehículos al acceder a la vía y como mejora para la seguridad vial.

- Advertisement -