Castelló pedirá ‘a golpe de cacerola’ mantener el CICU en la provincia

La convocatoria es este jueves 10 de junio a las 19:00 horas frente al edificio de la Dirección Territorial de Sanidad en Huerto Sogueros

Lo pidieron los sanitarios que denunciaron la recentralización del servicio CICU si se suprimían los Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) en las provincias de Castellón y Alicante. Lo han reclamado los políticos de la provincia de casi todas las formaciones, a excepción de un grupo socialista en la Diputación de Castelló que prefirió abstenerse en la votación. Y hasta el ayuntamiento tricolor de la capital de la Plana logró la unanimidad en una declaración que sumaba fuerzas demandando que no se retirarà el CICU.

Pero ahora será también la ciudadanía quien se sume a una sonora protesta este jueves para que se recapacite en una decisión que aunque muchas voces tratan de justificar, parece no convencer a nadie.

Así, la Junta de Personal del Departamento de Salud de Castellón, integrada por los sindicatos CSIF. CC.OO., UGT, SATSE, Intersindical y CESM-SAE, ha convocado para este jueves día 10 de junio (19.00 horas) una cacerolada de protesta en la plaza Huerto Sogueros de la capital de La Plana con el fin de reclamar al presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, que dé marcha atrás y mantenga el servicio del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) en las provincias de Castellón y Alicante, en lugar de centralizarlo únicamente en Valencia.

Desde el sindicato CSIF han alertado que la supresión del servicio 112 “mermará gravemente” la calidad de la atención sanitaria de urgencia para los castellonenses, ya que “supondrá el alejamiento de la coordinación de las emergencias y, además de incrementar los tiempos de espera, originará errores en la asignación de recursos sanitarios, ya que es imposible que desde Valencia se puedan conocer con precisión la orografía y las particularidades de los 135 municipios que integran la provincia, lo que podría poner en grave riesgo la vida y la salud de la ciudadanía”.

“es imposible que desde Valencia se puedan conocer con precisión la orografía y las particularidades de los 135 municipios que integran la provincia, lo que podría poner en grave riesgo la vida y la salud de la ciudadanía”.

-sindicato CSIF-

Al respecto, desde el sindicato han criticado también que “el mínimo ahorro de costes que podría suponer la centralización del servicio, integrado actualmente por 13 profesionales, entre personal médico y locutores, no justifica la toma de una decisión tan drástica, cuando lo que está en juego es la vida de las personas”.

En ese sentido, desde CSIF han expresado sus “dudas” de que “un servicio como el CICU de Valencia, que se ha visto obligado a fraccionarse en dos para atender por un lado todos los avisos de la capital y, por otro, los del resto de esa provincia, sea capaz de gestionar de manera adecuada y eficaz las emergencias que se producen en toda la comunidad autónoma”.

CatalanSpanish