Finalizan las obras de renovación de la calle de Isabel la Católica de València

Sandra Gómez destaca que con esta obra se cumple una reivindicación por parte de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico y sus vecinos y vecinas.

Esta semana finalizan las obras de renovación de infraestructura de la calle Isabel la Católica, en el barrio del Eixample. Las obras incluyen la calle de forma completa desde la calle Colón hasta la Gran Vía, así como el cruce con la calle Cirilo Amorós. Una vez finalizadas las obras, la plantación del arbolado se realizará cuando se registren unas temperaturas más adecuadas.

La vicealcaldesa y concejala de Desarrollo y Renovación Urbana, Sandra Gómez, ha puesto en valor la intervención de recuperación del espacio público durante la visita a las obras que ha realizado esta mañana: “Quedan dos días para ver finalizadas las obras de Isabel la Católica y ya podemos ver la gran transformación que ha vivido una de las calles más angostas, feas y poco transitables que, además, paradójicamente, está en uno de los bulevares comerciales de nuestra ciudad. Con esta reurbanización, hemos conseguido darle la vuelta y que sea una calle caminable, y poner en valor todo el tejido comercial histórico y tradicional de Isabel la Católica. Una de las puertas al centro de la ciudad, en el Pla del Remei, y que queremos poner en valor porque el comercio de las ciudades tiene que ser un elemento que potencie, que visibilice y haga marca de nuestra ciudad”.

Las obras han supuesto la reurbanización de toda la calle con la consecuente reorganización de la planta viaria, adecuando los anchos de los carriles, modificando líneas de bordillo, aumentando y uniformizando anchos de aceras, y renovando las redes de servicios municipales. A partir de ahora, el 70% del espacio se destina a los peatones y el 30% a los vehículos.

Con la nueva planta, la calle dispone de un carril de circulación de tres metros y medio más una banda multifuncional de dos metros que alberga los contenedores de residuos, arbolado y aparcamientos. Así en esta parte se disponen plazas de aparcamiento para personas con movilidad reducida, espacios de carga y descarga, 26 plazas de motos y 27 de bicicletas.

“Con esta reurbanización hemos ganado más de 1.000 metros de espacio público y hemos dotado de seguridad al colegio, hemos aumentado las zonas de descanso y las zonas verdes y, por lo tanto, hemos hecho que una de las calles menos transitables sea un auténtico paseo comercial para mejorar todo el entorno”, ha manifestado Gómez.

Por otro lado, las aceras se amplían a los tres metros de ancho, aumentando así un 61% el espacio peatonal. Asimismo, en la acera sur se incluyen alcorques dentro de la banda

multifuncional, donde además se coloca nuevo mobiliario urbano que incluye bancos, papeleras y aparcamientos para bicicletas. Se ha conseguido una mejora global de la accesibilidad en toda la calle mediante la regularización de firmes, la reposición de pavimentos y el empleo de texturas y materiales antideslizantes de acuerdo con la normativa vigente de accesibilidad en el medio urbano. Además, se han creado nuevos pasos de peatones a lo largo de la calle.

Las aceras son de baldosa de granito y la banda multifuncional, de hormigón fratasado. En el cruce con la calle Cirilo Amorós, y en los encuentros con las calles Colón y Gran Vía se ha colocado adoquín, para reducir la velocidad en las entradas a la calle. También se ha tenido en cuenta que en el cruce se planta la falla, por lo que se necesitaba un pavimento más resistente que el asfalto.

Finalmente, el arbolado no se plantará hasta el mes de octubre, cuando las temperaturas sean menos elevadas, para garantizar la supervivencia de los árboles. Se plantarán quince tilias de hoja caduca en toda la calle, y en los cruces con Cirilo Amorós, Colón y Gran Vía, se plantarán cuatro encinas. En total, este eje comercial sumará 19 nuevos árboles en todo su recorrido, que contarán con una nueva red de riego.

Las obras, que se han ejecutado a lo largo de ocho meses, han supuesto una inversión de más de 600.000 € (IVA incluido), 78% de los cuales han sido financiados con fondos europeos Next Generation.

Tal y como ha explicado la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo y Renovación Urbana, Sandra Gómez, “Esta obra tan esperada por los vecinos, vecinas y comerciantes de la zona, mejorará notablemente la calidad ambiental y accesibilidad de este eje comercial, con un planteamiento similar al ejecutado en otras calles cercanas como Hernán Cortés o Pizarro. Avanzamos así en la mejor paulatina de una de las zonas más comerciales de nuestra ciudad, para el bienestar de vecinos y visitantes”.

CatalàEspañol