La Cámara de Comercio de Castellón cierra año con 300.000 euros de superávit y con un 5% más en exportaciones

Los certificados en orígen y los recobros de impagos internacionales han supuesto algunas de las fuentes de ingresos de la entidad durante este año.

Con más 300.00 euros de superávit y un presupuesto para el 2022, calificado como “conservador”, la Cámara de Comercio de Castellón ha presentado su balance anual. Unas cuentas que de nuevo vuelven a situarla como la entidad cameral “con las cuentas más saneadas de toda la Comunitat”, tal como ha apuntado su presidenta, Lola Guillamón.

Entre los elementos que, pese a las circunstancias adversas y las consecuencias de la crisis económica derivada del COVID han permitido llegar a estas cifras, están los llamados “certificados en orígen” que demandan muchos de los países destinatarios de las exportaciones de fuera de la Unión Europea.

Esto ha supuesto que las exportaciones en aquellos países que requieren certificado de origen aumentan un 5%, solo fuera de la Unión Europea. Una cifra nada despreciable si se tiene en cuenta que otros gigantes que reciben las exportaciones, como por ejemplo, EEUU, tampoco lo requieren, pese a estar fuera de este mercado europeo.

De hecho, de enero a septiembre de este año, el aumento de exportaciones en países miembros de la UE ha sido de un 17% más comparándolo con el mismo período del año anterior.

En cuanto a los destinos de los mercados que sí demandan esta certificación, los tres primeros siguen siendo Argelia, Emiratos Árabes y Arabia Saudí, dado que copan el grueso de la producción cerámica que traspasa fronteras europeas.

Sin embargo, en cuanto a sectores, cabe recordar que pese a que estas cifras, las lidera mayoritariamente el sector cerámico, también incluyen otros sectores como el hortofrutícola.

Así, en el balance anual que ha realizado hoy la presidenta de la entidad junto con el director, Javier Valls y el secretario general Antonio Jesús Ramos reconocen que, pese a problemas estructurales como el aumento en la factura energética, “la cerámica ha incrementado su actividad junto con todas las empresas afines vinculadas como el transporte y la maquinaria”, pero también lo hecho el sector hortofrutícola.

Por otro lado, respecto a lo que representan las actividades de la Cámara de Comercio de Castellón como entidad autónoma durante este año, destacan entre otras cosas las 459 acciones formativas con 5.584 alumnos o las 1.791 consultorías y tareas de asesoramiento realizadas.

El recobro de “impagados históricos”, nueva fuente de ingresos de la Cámara

Como curiosidad, destaca que entre las fuentes de ingresos que este último ejercicio ha tenido la Cámara de Comercio y que de algún modo han ido compensando la bajada en otras áreas como la formación o el alquiler de espacios que se han visto sacudidas por las limitaciones de presencialidad de la COVID, destaca el servicio de recobros.

Se trata de un servicio que ofrecía la Cámara de Comercio “para que los impagados históricos que arrastraban algunas empresas en el ámbito internacional se pudieran cobrar” como ha explicado el secretario general, pero que en el último año “ha duplicado los ingresos generados alcanzando los casi 70.000 euros”.

Esto es, la Cámara de Comercio de Castellón ha servido para reclamar los impagos asumiendo la compleja burocracia que implican estos trámites de recobra en el ámbito internacional y muchas empresas han decido acogerse en el último año a un servicio ya existente pero que ha empezado a despegar.

Además, todo ello con el aliciente adicional que estos ingresos solo se cobran cuando la deuda ha sido saldada, es decir que esta entrada repercute también en las empresas que han confiado en la entidad cameral para reducir la morosidad de algunos de sus clientes internacionales.

CatalàEspañol