El cambio del AVE de Atocha a Chamartín ‘no beneficia’ a los intereses de la sociedad valenciana

El conseller de Transporte se reunirá este viernes con representantes de Adif para 'discutir' la decisión de trasladar la estación de destino desde València

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado este jueves que la decisión de trasladar la parada del AVE de Atocha a Chamartín “no beneficia a los intereses” de la sociedad valenciana y que desde el Consell se seguirá insistiendo para cambiar la decisión del Gobierno de España porque “no se dan las circunstancias para que se produzca ese cambio desde el punto de vista del impacto económico y social”.

Así se ha pronunciado Puig en declaraciones a los medios de comunicación en Alicante al ser preguntado por la decisión de Adif de trasladar la estación de destino y salida del AVE Madrid a Alicante, Castellón y València.

Asimismo, el jefe del Consell ha señalado que “no entiende” el porqué se tienen que producir el cambio de estación y que se “van a pedir las explicaciones oportunas” a las administraciones correspondientes, así cómo una “una mirada en la que sea compatible lo técnico y la eficacia de lo técnico con los perjuicios y las consecuencias que tiene cambiar una ubicación de llegada y una ubicación de comunicación que ha sido muy positiva para la Comunitat Valenciana, y todo lo que ha sido la alta velocidad para Alicante, València y Castellón”.

Para ello, este viernes el conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, se reunirá con representantes institucionales de Adif, tras haber mantenido “un primer contacto” este jueves con la ministra de Transportes, Raquel Sánchez al haber coincidido en un desayuno informativo. Además, ayer los técnicos de ambos órganos también abordaron este problema donde la Secretaria Autonómica de Obras y Transportes, María Pérez, trasladó que la Generalitat “no estaba de acuerdo” con el traslado del AVE a Chamartin y exigió medidas alternativas y soluciones.

Por su parte, la ministra Sánchez, durante el desayuno informativo en Europa Press ha admitido que esta es “una medida temporal” que ya se había anunciado hace tres años, y que se demorará “entre seis y siete años” hasta su vuelta a la estación de Atocha cuando se amplíen las instalaciones para contar con la “capacidad suficiente” y “poder recibir tantos trenes procedentes del Sur”. Sin embargo, Puig ha explicado que la Generalitat “no tenía ningún conocimiento previo” ni se había realizando “ninguna comunicación o diálogo previo” entre las partes.

El president también ha remarcado “no se puede generar unas expectativas de mejora del servicio -en relación a la entrada de nuevas operadoras AVLO y la bajada de los precios-, cambiando un itinerario en Madrid que afecta al propio concepto del viaje”. “Las obras que se van a realizar al final van a ser positivas seguro para España, pero durante ese período también se van a producir unos costes y las consecuencias no son positivas. Por ello queremos que se evalúe todo y se haga una valoración global del impacto, no solo la visión técnica” ha indicado Puig.

El PP exige a Adif que mantenga Atocha

La presidenta del Partido Popular de València y portavoz del grupo municipal, María José Catalá, ha exigido a ADIF que mantenga Atocha como la estación de salida y llegada del AVE porque “no pueden pagar los valencianos la falta de inversión y de planificación del gobierno de Pedro Sánchez porque ya hemos sufrido en el AVE bastantes retrasos como para que nos hagan esta jugada.”

Catalá ha realizado estas declaraciones tras conocerse que, después de la línea de Alicante, será la de Valencia la que pase de Atocha a Chamartín, “que dista bastante del centro de Madrid, por lo que los usuarios tendrán que invertir más tiempo y dinero en sus desplazamientos por la ciudad, perdiendo el tren competitividad con otros medios de transporte” añadiendo “llevamos ya 12 años llegando del centro de Valencia al centro de Madrid en menos de dos horas y ahora quieren alagar el trayecto sin avisar, sin consensuar y sin valorar las consecuencias.”

“Además no nos fiamos de los plazos porque son los reyes de la provisionalidad. La estación Joaquín Sorolla era una estación provisional durante 10 años que no tiene fecha de traslado porque los retrasos del túnel pasante y el canal de acceso ha hecho que siga sin concluirse la alta velocidad de forma adecuada en Valè ncia”, ha indicado.

En este sentido, ha añadido que los cuatro años que anuncian “pueden eternizarse por lo que vamos a pedir con urgencia una reunión con los responsables de ADIF y Renfe para mostrar nuestro rechazo a esta decisión que se ha hecho sin consensuar” añadiendo que “también presentaremos una moción en el Ayuntamiento porque a quien parece no molestarle esta decisión es al alcalde de Valencia, que no le hemos escuchado decir ni una palabra sobre el asunto.”

Por último, Mª José Catalá ha recordado que “las Cercanías en València son un caos, llevan meses sin presentar una solución, no invierten lo prometido, no comparecen ante las instituciones valencianas cuando se les requiere y ahora quieren cambiar el la estación del AVE durante cuatro años por una situación que han generado por no saber trabajar bien. Ya está bien de marginar siempre a los mismos, no lo vamos a tolerar.”

ValenciàEspañol