El Camino del Santo Grial también puede hacerse por el mar Mediterráneo como la Iacobus Maris

Se puede establecer perfectamente una unión entre la ruta marítima xacobea y el Camino del Santo Grial en el Mediterráneo.

Gracias a las gestiones realizadas por Carles Recio, la Dra. Ana Mafé ha sido invitada por la Fundación Traslatio para presentar el trabajo de la Asociación Cultural El Camino del Santo Grial y establecer sinergias colaborativas en un futuro

Este viernes 1 de julio ha tenido lugar en la Marina de Valencia una reunión muy interesante entre la presidenta de la Asociación Cultural El Camino del Santo Grial, la Dra. Ana Mafé con Celso González, director de la Fundación Traslatio.

Se han establecido las bases para poder desarrollar futuras acciones de cara al próximo Año Jubilar del Santo Cáliz que comenzará el último jueves de octubre de 2025 hasta el último jueves de octubre de 2026. Celso González comentó que “justo en 2026 se celebrará también un Año Jubilar Jacobeo”.

Se puede establecer perfectamente una unión entre la ruta marítima xacobea y el Camino del Santo Grial en el Mediterráneo.

Según indica la página de la Fundación Traslatio, la Ruta Iacobus Maris conmemora el viaje del cuerpo del Apóstol Santiago desde el puerto de Jaffa (antigua provincia del imperio romano ubicada en Palestina) hasta Santiago de Compostela, atravesando el Mare Nostrum de Oriente a Poniente y siguiendo rumbo norte hasta Galicia. Este trazado es actualmente la peregrinación marítima Xacobea más larga de la historia.

En este contexto, podrían establecerse sinergias colaborativas entre la Fundación Traslatio y el Camino del Santo Grial para posicionar Valencia como la ciudad del Santo Grial, donde se encuentra la reliquia más importante de la cristiandad. Que, además une en su estructura física tres elementos de las tres religiones que comparten un mismo Dios.

La copa superior, gracias a las investigaciones de la Dra. Ana Mafé, sabemos a ciencia cierta que es un verdadero Kos Kidush, un vaso de bendición hebreo.

La parte central del relicario áureo es de factura carolingia con técnica de nielado. Técnicas en orfebrería propias de los cristianos.

La base del Santo Cáliz es un incensario de factura fatimí o califal, que procede con total seguridad de la Córdoba musulmana del siglo VIII o IX.

A ello, hay que añadir una inscripción en la base de la pieza que, según los estudios desarrollados por la Dra. Mafé corresponde a una epigrafía escrita en lengua hebrea, que también puede leerse en árabe escrita en aljamía y que en su triple lectura alude en romance al legítimo dueño de esta copa de bendición: Jesús.

Es por todo ello que, los miembros de la Fundación han quedado gratamente sorprendidos por toda esta información que, si nadie lo impide, puede dar muchas alegrías futuras al desarrollo marítimo del Camino del Santo Grial.

ValenciàEspañol