El bar del camping de Vilafranca se niega a pedir el ‘certificado covid’

El Ayuntamiento de Vilafranca ha publicado un comunicado donde aclara que los propietarios son los responsables de aplicar la normativa.

La polémica está servida en un pueblo de la provincia de Castellón, ya que los propietarios del bar de un camping se niegan a pedir el ‘certificado covid’ a sus clientes.

Los responsables del establecimiento situado en el camping municipal de Vilafranca han decidido no pedir el certificado covid, aunque la normativa obliga a hacerlo, porque consideran que “discrimina y vulnera los derechos humanos”, según explican en un cartel en la entrada del establecimiento.

Aunque la norma es clara y no existe la posibilidad de objeción de conciencia para incumplirla, los dueños del bar del camping municipal se niegan a pedir el documento, arriesgándose a ser sancionados con multas elevadas.

El Ayuntamiento de Vilafranca ha pedido a los propietarios que rectifiquen y cumplan la ley, a través de un comunicado, donde explican que, aunque el camping es de propiedad municipal, está alquilado en régimen de concesión y ellos son los responsables de cumplir la nueva normativa anticovid.

ValenciàEspañol