Denuncian el ‘caos’ del servicio de Bomberos de Castellón, sin material y vehículos adecuados

En plena ola de calor, “el Consorcio se encuentra descabezado”, sin material de intervención adecuado y vehículos que tienen entre 17 y 25 años de antigüedad.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado la situación de “abandono” y “caos” que vive el servicio de Bomberos de la Diputación Provincial de Castellón.

Desde CSIF han denunciado que, “en plena ola de calor, el Consorcio se encuentra totalmente descabezado puesto que, de los dos inspectores jefe del Servicio, uno se encuentra de baja desde hace más de tres meses y otro, encargado de sustituirle como máximo responsable, está de vacaciones y sin ningún mando que asuma sus tareas, pese a que esos dos sueldos, de profesionales que en estos momentos no están operativos, suponen para los contribuyentes un coste de más de 10.000 euros mensuales”.

Situación que, según CSIF, se ve agravada por “una falta total de efectivos en todos los parques de un Consorcio en el que, además, el 80% de los jefes son interinos nombrados por procedimientos que desde la central sindical también hemos cuestionado”.

A ello se suma la “falta de medios adecuados” para que los profesionales puedan desarrollar de manera efectiva y segura su trabajo.

“Los camiones de extinción de incendios de los cuatro parques de bomberos forestales ubicados en Nules, Orpesa, Benicarló y Segorbe, tienen una antigüedad de entre 17 y 25 años, a lo que se suma que todo el material de intervención está obsoleto”, han apuntado desde CSIF, que también han señalado que “el vehículo de intervenciones químicas destinado al parque de Benicarló cuenta con más de 22 años de antigüedad y Orpesa, localidad que destaca por ser un polo especialmente turístico que en verano roza una población flotante de más de 250.000 habitantes, carece de un vehículo escalera de rescate en altura para hacer frente a los incendios y posibles emergencias en instalaciones como los hoteles”.

Precisamente, desde CSIF también han criticado la “escasa dotación de personal” que aqueja al parque orpesino, “con solo cuatro bomberos para cubrir un área de actuación que abarca toda la zona litoral, de Benicàssim a Alcossebre; municipios del interior, como Cabanes, Vall d’Alba o Vilafamés, y además incluye espacios naturales de gran valor ecológico, como el Desert de les Palmes o Les Santes, en Cabanes”.

“Una dotación con medios humanos insuficientes y equipamiento obsoleto puede poner en peligro las vidas tanto de la ciudadanía como de los propios profesionales”, han señalado desde CSIF, que han reclamado al presidente de la Diputación Provincial de Castellón que, “ante esta situación, totalmente desoladora, tome cartas en el asunto y ponga orden en un servicio que ha ido degradándose hasta sumirse en el total abandono y el caos”.

ValenciàEspañol