La Policía Local de Castelló adquiere 3 drones para protección y control de vertidos

Donate destaca que las aeronaves han sido asignadas al Uproma y que también serán de utilidad para la prevención y detección de incendios.

La Policía Local de Castelló cuenta desde este martes con tres drones que han sido asignados a la Unidad de Protección Medioambiental (Uproma) para reforzar las labores de protección del medio ambiente como la prevención y detección de posibles incendios y para el control de vertidos, entre otras funciones.

El concejal de Seguridad Púbica y Emergencias, David Donate, ha participado en la presentación de los tres drones que ha tenido lugar hoy en las instalaciones de Tetuan 14.

“Estos tres drones realizarán funciones, principalmente, de protección del medio ambiente y serán de gran utilidad para la vigilancia de vertidos incontrolados en el término municipal, también para la prevención y detección de incendios, puesto que permitirán una mayor cobertura del territorio en poco tiempo y pueden detectar conatos y localizar a personas”, ha destacado Donate.

El concejal ha apuntado también que los drones podrán realizar otro tipo de funciones si fuera necesario en casos como control de tráfico y la seguridad ciudadana.

Los drones podrán sobrevolar todo el término municipal y tienen una autonomía de hasta 10 kilómetros desde el punto de control y seis horas de vuelo.

En cuanto al control de vertidos, las funciones de ‘patrullaje’ del dron permitirán en cortos espacios de tiempo recorrer grandes zonas del término municipal en busca de posibles vertidos incontrolados en el medio, de forma que pueda facilitar la identificación de las personas infractoras.

Los drones también facilitarán al Uproma las labores de vigilancia y presencia de basura marina en las proximidades de la costa, permitiendo actuaciones de prevención y mitigación más eficaces y precisas.

Finalmente, las aeronaves realizarán otras funciones de conservación de la biodiversidad en aspectos como la actividad de caza furtiva; la búsqueda, detección y rescate de animales en situación de peligro; y la supervisión y la vigilancia de la fauna y flora, entre otras.

Los drones adquiridos son de tres tamaños distintos que serán utilizados para distintas tareas cada uno. Dos de ellos han sido bautizados con los nombres de Grajo y Chorli, y el tercero recibirá el nombre elegido por la ciudadanía a través de un concurso en el perfil de Instagram del área de Seguridad (@areaseguretatcs).

ValenciàEspañol