Castelló aprueba el presupuesto de 2023 con 195,87 millones, un 20% más que en 2015

El gobierno del Acord de Fadrell impulsa unas cuentas que consolidan el cambio hacia un Castelló más social, sostenible e innovador.

El Ayuntamiento de Castelló ha aprobado en el pleno extraordinario celebrado este jueves el Presupuesto Municipal para el ejercicio 2023 que asciende a 195,87 millones de euros que, una vez consolidado con los presupuestos de los patronatos municipales asciende a 197,37 millones.

Las cuentas han sido aprobadas con los votos a favor del gobierno del Acord de Fadrell (PSPV-PSOE, Compromís y Podem-EU), los votos en contra de PP, Ciudadanos y Vox y la abstención de la concejala no adscrita.

La alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, ha destacado que los presupuestos recogen “los objetivos y prioridades de la administración municipal durante todo el año y que son el de la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía, proporcionar servicios adecuados e impulsar el desarrollo económico, haciendo de Castelló una ciudad con un futuro esperanzador para toda la ciudadanía”.

Marco ha recalcado en su intervención que el Ayuntamiento encara el nuevo ejercicio con una economía local saneada “que permite afrontar los retos de futuro con mayor capacidad de gestión”. Así, ha recordado que el presupuesto de 2023 crece un 20% con respecto a 2015 y ha apuntado que “falta por incorporar los nuevos fondos europeos que ha captado Castelló, cuya resolución ha sido posterior, y que harán aumentar las cuentas por encima de los 200 millones.

“Es un presupuesto que guiará las políticas que buscan un Castelló mejor, más próspero, más justo e igualitario, unas cuentas que mantienen el gran objetivo del bienestar ciudadano con acciones, proyectos y servicios que ayudarán a transformar Castelló”, ha indicado.

La concejala de Hacienda, Monica Barabás, ha destacado que “el de 2023 será un presupuesto que consolida las políticas del cambio y de transformación de Castelló”. “Son unos presupuestos centrados en las personas, que apuestan por el bienestar social, por el empleo y por las infraestructuras”, ha afirmado. En este sentido, ha puesto en valor el aumento en las áreas de Bienestar Social, con 17,63 millones de euros (91,29% que en 2015) y en empleo, con un presupuesto de 5,7 millones (un 455% más que en 2015).

El segundo teniente de alcaldía, Ignasi Garcia, ha destacado que “se aprueban hoy unos presupuestos más sociales y progresistas que, en estos momentos en que cada vez nos cuesta más poder llenar el carro de la compra y pagar la factura de la luz, ponen a las personas en el centro de nuestras políticas”.

“Nuestro objetivo es que estos presupuestos dan respuesta a las necesidades de la ciudad de Castelló y que hagan frente, del mismo modo, a los retos de futuro que tenemos como sociedad, para hacer de Castelló y el Grau una ciudad ecológicamente, socialmente y económicamente sostenible, capaz de resistir los efectos del cambio climático”, ha señalado Garcia, que ha explicado que “las que hoy aprobamos son unas cuentas municipales centradas en hacer que nadie quede atrás, que son motor económico de la ciudad, y que garantizan derechos y servicios públicos de calidad promoviendo el empleo, la vivienda digna y la inclusión social, porque estamos convencidos que esta es la mejor receta para hacer frente a la inflación que estamos sufriendo”.

Por su parte, el tercer teniente de alcaldía, Fernando Navarro, ha sostenido que el presupuesto “consolida un cambio irreversible en el rumbo y la inercia del Ayuntamiento”, y ha destacado hitos conseguidos respecto a 2015 que han afianzando las políticas en transición ecológica y vivienda, como el aumento de un 30% de las políticas de medio ambiente, la inclusión de la Oficina de Vivienda en la Xarxa Xaloc de la Generalitat y la próxima canalización de 15 millones en ayudas para la rehabilitación de edificios, la puesta en marcha de la Oficina Municipal de la Energía, la elaboración de un mapa para impulsar la instalación de fotovoltaicas en las cubiertas de edificios, el plan de vigilancia ambiental en la Marjaleria, o el proceso de regularización de las viviendas municipales.

Transición Ecológica dispondrá de 1,8 millones de euros para seguir impulsando medidas de transición energética, conservación del territorio y la biodiversidad, calidad ambiental y reactivación agroecológica. En Vivienda se destinarán 1,6 millones, destacando la redacción de los primeros proyectos de rehabilitación en edificios vulnerables del Programa Barrios. Navarro, asimismo, ha resaltado que el presupuesto municipal “destierra la austeridad y la contención”.

CatalàEspañol