El ayuntamiento de Castelló recibe “entre 40 y 50 intentos de ataques informáticos al día”

La concejalía de innovación digital y modernización confirma que aún no se ha detectado el origen del último ciberataque 'ramsonware' sufrido

La concejala de Modernización e innovación Digital del ayuntamiento de Castelló, Mónica Barabás, junto con el portavoz del equipo de gobierno, José Luís López han dado cuenta hoy de la cronología del ataque informático que han sufrido el consistorio y que “fue neutralizado, en términos de seguridad este miércoles, aunque de momento sigue sin funcionar ni la sede electrónica, ni el portal tributario ni la página web”

Barabás ha confirmado que el sistema de seguridad del ayuntamiento cumple con todos los estándares exigidos pero que se ha tratado “de una ultimísima versión de ataque ramsonware“. La concejala también ha explicado, para confirmar que las barreras están funcionando bien, que “diariamente entre 40 y 50 intentos de ataque informático son bloqueados por estos sistemas”.

Sin embargo, en esto caso, los trabajos de las investigaciones “van en dos líneas, por una parte, detectar el origen del ataque y por otra tratar de recuperar los datos”, apuntan desde el consistorio. Por otro lado, también recuerdan, para tranquilizar a la ciudadanía que “cada día se hacen copias de seguridad de todos los datos que se guardan, lo que ocurre es que restaurarlos sería también un proceso mucho más costoso de lo que se pueda imaginar por el volumen de información que se maneja al ser una administración”, concluye Barabás.

“Por protocolo no se abrió el link del rescate”

Respecto la cantidad de dinero que han pedido los ciberdelincuentes por desencriptar los datos, la responsable municipal asegura que “por protocolo ya no se abrió el link que llevaría a esa información” y ha recordado también que inmediatamente se ha presentado denuncia ante la Policía Nacional y se ha notificado también al Centro Criptológico Nacional y a la Agencia Española de Protección de Datos.

Lo más leído

CatalanSpanish