Castelló culmina la aprobación del Plan General que proyecta la ciudad de los próximos 20 años

El pleno aprueba por mayoría absoluta el Plan de Ordenación Pormenorizada que define una ciudad sostenible, verde e inclusiva

El pleno del Ayuntamiento de Castelló ha aprobado hoy por mayoría absoluta el Plan de Ordenación Pormenorizada (POP), culminando así la aprobación definitiva del Plan General de Castelló en su conjunto, al estar aprobado ya desde diciembre del 2021 el Plan General Estructural (PGE).

El POP ha salido adelante con los votos a favor de los grupos de gobierno del Acord de Fadrell (PSPV-PSOE, Compromís y Podem-EU) y la concejala no adscrita; la abstención de Ciudadanos y de Vox; y los votos en contra del PP. El acuerdo plenario de hoy se publicará en los próximos días en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y con ello entrará en vigor el POP.

Castelló dispone así ya de un nuevo Plan General tras nueve años de tramitación (la media de tiempo de gestión de este tipo de documentos está en unos 12 años) y después de una década con el anterior ordenamiento urbanístico, el PGOU de 2000, anulado por el Tribunal Supremo tras tres sentencias de nulidad, la primera de ellas de 2008.

El nuevo Plan General define el urbanismo de los próximos 20 años y proyecta un modelo de ciudad compacta y sostenible, que cose los barrios racionalizando el uso del territorio y de los recursos, y dando respuesta a las necesidades reales de suelo residencial, industrial y terciario.

Además, es el primero y único Plan General de una gran ciudad de la Comunitat Valenciana tramitado con la Ley 5/2014, de la Generalitat, de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje (LOTUP).

La alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, ha recalcado que el pleno de hoy “escribe una página relevante en la historia de la ciudad”. “Con la aprobación del Plan General, Castelló entra de lleno en el siglo XXI, abre las puertas a la modernidad y anticipa las claves del futuro, del desarrollo y del bienestar de la ciudadanía”, ha recalcado.

Este Plan General otorga todas las garantías jurídicas, generará confianza, impulsará la inversión y ofrecerá nuevas oportunidades de desarrollo social y económico para el conjunto de Castelló”, ha apuntado la alcaldesa.

Es un ordenamiento “que comprende los impactos del cambio climático en la ciudad y que fija medidas de adaptación a sus efectos, con previsiones de crecimiento racionales; en definitiva, un plan que promueve una ciudad más sostenible y verde, más igualitaria e inclusiva, más amable y humana”, ha resaltado la primera edila.

El concejal de Urbanismo, José Luis López, por su parte, ha destacado que “son muchos los proyectos que esperaban esta aprobación definitiva del Plan General y muchas las oportunidades que vamos a ver cómo se generan en los próximos meses en nuestra ciudad”.

Este Plan General contempla más de 6,4 millones de metros cuadrados destinados a sectores de nuevos desarrollos; 4,2 para actividades económicas en suelo industrial y terciario, y los otros 2,14 millones de metros cuadrados residenciales. Es un crecimiento que reserva 2,3 millones de metros cuadrados más para actividades económicas de lo que establece la Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana”, ha detallado.

López ha destacado “las 13.900 viviendas nuevas que prevé el ordenamiento y los 2,4 millones de metros cuadrados de zonas verdes”. “Castelló contará desde hoy con un planeamiento  que pone orden en una distribución más homogénea de alturas y densidades, que fomenta las cubiertas y medianeras ajardinadas o destinadas a captadores de energía solar, que aumenta la superficie peatonal y que da una solución realista a la Marjaleria que pasa por dotar la zona de servicios básicos con urbanizaciones blandas y poniendo en valor el entorno medioambiental”, ha detallado el concejal de Urbanismo.

El segundo teniente de alcalde, Ignasi Garcia, ha celebrado que hoy aprobamos “un plan más humano y para hacer efectiva la ciudad de los quince minutos, habitable y humana, que tiene cerca los centros de salud, las escuelas, los pabellones deportivos y los parques, en definitiva, una ciudad para vivir”.

Con este documento se apuesta por proteger el territorio, por el impulso del transporte público y la movilidad sostenible, con urbanismo cohesionador para buscar un crecimiento más respetuoso, que deje fuera de juego en la especulación”, ha añadido Garcia.

El tercer teniente de alcaldía, Fernando Navarro, ha destacado que se trata del primer plan de la historia “con sensibilidad ambientalista y ecologista de la ciudad”, que “dibuja un horizonte para estar a la altura del siglo XXI”. “Da respuesta  a las salvaguardas institucionales para afrontar la crisis ambiental. La naturaleza es tratada como un principio y no una mercancía”, ha continuado Navarro, que ha resaltado la plasmación de la infraestructura verde, la recuperación de suelo de valor agrario o zonificación para transformar el sistema agroalimentario.

El concejal ha subrayado “la valentía por situar la protección territorial por encima de la tentación  de la tentación del favoritismo y el clientelismo. El primer plan que no desclasifica naranjos para plantar hormigón, el primer plan que se preocupa por toda la ciudad”.

Datos y líneas estratégicas básicas del Plan General

– Más de 6,4 millones de metros cuadrados destinados a sectores de nuevos desarrollos:

    • 4,2 millones de metros cuadrados para actividades económicas (más de 3 millones para uso industrial y más de 1 millón para uso terciario).

    • 2,14 millones de metros cuadrados residenciales.

– En concreto, en nuevos desarrollos para actividades económicas (industrial y terciaria), el Plan General reserva 2,3 millones de metros cuadrados más de lo que establece la Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana (ETCV).

– Proyecta un crecimiento racional de suelo urbanizable de 4,4 millones de metros cuadrados y prevé 12 sectores residenciales (Río Seco, Censal, Tombatossals, Río de la Plata, Enrique Gimeno, Camp de Morvedre, Crémor, Morterás-Cubos, Saboner, Salera, Mérida y La Joquera); 6 sectores terciarios (Estepar, Lourdes, Hermanos Bou, Avenida del Mar, Almazán y Cassanya); y 7 sectores industriales (La Pedrera, Català, Giner, Pi Gros, Avenida Valencia, Plataforma Logística y Carretera Grau-Almassora).

– El número total máximo de viviendas nuevas previstas es de 13.900 (8.300 en sectores de suelo urbanizable y 5.600 en unidades de ejecución). Del total, se prevé un mínimo de 3.800 viviendas protegidas; 2.500 de ellas en sectores de suelo urbanizable y otras 1.300 en las unidades de ejecución, reservándose entre el 30% y el 50% de la edificabilidad residencial prevista en las distintas unidades de ejecución y sectores de suelo residencial, respondiendo casi a partes iguales.

Con más de 5.000 hectáreas, el nuevo Plan General triplica el suelo urbanizable protegido respecto al Plan General de Ordenación Urbana del 2000.

Prevé 2,4 millones de metros cuadrados de zonas verdes, lo que permitirá superar el estándar mínimo global de 10 metros cuadrados de zona verde por habitante.

Planifica la ampliación hasta los 1,2 millones de metros cuadrados la superficie de parques públicos, lo que supone un aumento de 383.000 metros cuadrados y superar la ratio de 5 metros cuadrados de superficie de parque público por habitante.

Prioriza la urbanización y el desarrollo de los enclaves urbanos intersticiales, que necesitan una reconversión de usos o una reconstrucción urbana. Así, serían prioritarios los sectores que completan vacíos en la trama urbana y contribuyen a cohesionar implantaciones residenciales en el borde de la ciudad y grupos periféricos, como Crémor, Río de la Plata, Río Seco, Tombatossal, La Joquera y Saboner (de uso residencial); Hermanos Bou, Lourdes y Almazán (de uso terciario); y Pi Gros y La Pedrera (de uso industrial).

Identifica 17 Áreas de Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbana que se consideran prioritarias para la transformación y mejora de entornos urbanos. Estas zonas corresponden a Castalia-La Guinea, Alcalde Tárrega, Farola-Ravalet, Plaza de Toros, Gran Vía, Parque del Oeste, Constitución, Sequiol, Crémor, Carretera de Alcora, 14 de junio-Grapa, Rafalafena, Tombatossals, San Agustín y San Marcos, San Lorenzo, Perpetuo Socorro-La Unión San Francisco y Grau.

– Recoge también herramientas específicas para la ordenación de la Marjaleria, como los Planes de Reforma Interior y los Planes Especiales de Minimización de Impacto.

– Incorpora la perspectiva de género para mejorar la calidad del espacio público, disminuyendo así las desigualdades entre mujeres y hombres y contribuyendo a aumentar la autonomía de las mujeres a través del ordenamiento urbanístico. Un trabajo que ya fue premiado en los premios de Vivienda, Movilidad y Urbanismo con perspectiva de género de la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio.

– Tiene en cuenta la mejora del comportamiento climático de la ciudad y la eliminación de las islas de calor, con el impulso de cubiertas verdes y/o captadores de energía fotovoltaica en techos, la utilización del arbolado en el diseño de las nuevas secciones viarias, la urbanización con sistemas de drenaje sostenible y el ahorro y la reutilización de agua.

Prevé la mezcla de usos en el espacio público que favorece el acceso a múltiples servicios con desplazamientos cortos, lo que propicia un modelo de ‘Ciudad 15 minutos’.

CatalàEspañol