Castelló de la Plana y Vila-real viven este fin de semana su segundo cierre perimetral

El cierre perimetral empieza el viernes a las 15.00 y acaba el lunes a las 6.00

AVL

Las dos ciudades de Castellón de más de 50.000 habitantes vivirán este fin de semana su segundo cierre perimetral, entre las tres de la tarde del viernes y las 6 de la mañana del lunes, en aplicación de las restricciones adoptadas para intentar frenar el avance de la pandemia.

Se trata de una medida que afecta a las dos grandes ciudades de la provincia de Castellón (Castelló de la Plana y Vila-real).
En principio se va a aplicar tres fines de semana, ya que el decreto que establece esta restricción entró en vigor la semana pasada y estará vigente hasta el próximo 15 de febrero.
En esas 2 localidades queda limitada la entrada y la salida de personas entre esas horas del fin de semana a lo estrictamente indispensable, con las mismas excepciones que para el cierre perimetral de la Comunitat, como por ejemplo el retorno a la residencia habitual, la asistencia a centros sanitarios o al lugar de trabajo, o el cuidado de personas vulnerables.
Durante el pasado fin de semana, la movilidad en estos municipios perimetrados se redujo un 50 % con respecto al anterior tanto en el transporte por carretera como por ferrocarril, según explicó el domingo el president de la Generalitat, Ximo Puig, quien agradeció la corresponsabilidad de la ciudadanía.
Para garantizar el cumplimiento de esta medida, que afecta al 46 por ciento de la población de la Comunitat Valenciana, más de 2,3 millones de habitantes, se establecieron controles policiales en los accesos y salidas de las localidades, estaciones de autobuses y trenes, centros comerciales y zonas de ocio.
También se recurrió a drones y a quads para vigilar playas y zonas de gran afluencia de público, y se establecieron dispositivos especiales de la Policía Nacional, Guardia Civil, Policía autonómica y Policía Local.
El primer fin de semana de estos cierres perimetrales se saldó con más de 3.900 propuestas de sanción, relacionadas sobre todo con incumplimientos de la restricción de circulación y el uso de la mascarilla. La Policía Nacional levantó 3.200 actas de sanción y a 24 personas; la Guardia Civil impuso 512 sanciones, y la Policía Autonómica 202 actas.
- Advertisement -