Castelló ultima la estrategia para reducir un 55% las emisiones de C02

La jornada participativa del Plan de Acción por el Clima muestra que el transporte privado copa el 62 % de la huella de C02.

La Concejalía de Transición Ecológica del Ayuntamiento de Castelló abordó este martes una jornada participativa con colectivos sociales, vecinales, ecologistas, sectores económicos y grupos políticos para definir el Plan de Acción por el Clima y la Energía de Castelló, una iniciativa que forma parte del Pacto de Alcaldes por el Clima y la Energía que tiene el objetivo de reducir en 2030 un 55 % las emisiones de C02.

La cita, dinamizada por la consultora Considera, mostró el inventario de emisiones de la ciudad de 2018 a 2020 que pone de manifiesto que el transporte privado y comercial representa el 62,72 % del total de emisiones.

“Escuchamos a la sociedad civil las propuestas para disminuir la huella ecológica en diferentes sectores de la ciudad que integrarán el Plan de Acción. El objetivo es acelerar las iniciativas necesarias que mitiguen el impacto del cambio climático y avanzar en un modelo de ciudad sostenible, verde y cuidadora”, ha explicado el concejal de Transición Ecológica, Fernando Navarro.

En la jornada se mostraron los cifras de la huella ecológica de C02 en la ciudad, una evaluación del clima y un análisis de la vulnerabilidad del municipio ante los riesgos climáticos, trabajos que han sido coordinados por la Concejalía de Transición Ecológica y el negociado de Medio Ambiente junto al apoyo externo de la consultora Considera.

En el encuentro se recabaron propuestas de mitigación del cambio climático de diversos agentes sociales, ecológicos y económicos de la ciudad, planteamientos que integrarán el Plan de Acción por el Clima y la Energía. Este Plan de Acción y su adhesión se llevarán al Pleno para su aprobación y remisión a la Comisión Europea, para que ratifique la incorporación de Castelló al Pacto de Alcaldías por el Clima y la Energía de 2030.

“Los datos mostrados nos han animar al conjunto de la ciudad a trabajar para cumplir con el reto de reducir un 55 % las emisiones de C02 en 2030, y lograr la total descarbonización en 2050, objetivos marcados por el Pacto Verde Europeo”, ha añadido el regidor.

El inventario muestra el peso de diferentes sectores en las emisiones de CO2. Así, el transporte privado copa el 62, 72 % del total; los edificios, equipamientos e instalaciones terciarias, un 22,31 %; e inmuebles residenciales, un 14 %.

La evaluación de riesgos indica el impacto del cambio climático en cuanto a inundaciones, aumento de temperatura, precipitaciones extremas, incendios y sequía. En edificios señala un riesgo alto en inundaciones. En transporte, alta en inundaciones. En energía, alto en calor extremo e inundaciones.

En los recursos hídricos, alto en calor extremo, inundaciones, fuertes precipitaciones, sequía e incendios. En residuos, alto en fuertes precipitaciones e inundaciones. En ordenación del territorio, alto en inundaciones. En agricultura y sistemas forestales, riesgo alto en inundaciones, sequía e incendios. En medio ambiente, alto en calor extremo e incendios. En salud, alto en calor extremo y sequía. En protección civil, alto en calor extremo, fuertes precipitaciones e inundaciones. En industria, alto en sequía. Y en zonas verdes, alto en fuertes precipitaciones y sequía.

CatalàEspañol