Castelló podría gestionar dos parkings disuasorios en el recinto de ferias y Mercados ‘si al ayuntamiento le sale a cuenta’

El consistorio está ultimando una memoria técnica con todas las intervenciones que habría que hacer para poder volver a sacar el recinto a licitación pero será un informe económico el que valore que es lo más conveniente para las arcas municipales

Tras dos años desde que el ayuntamiento de Castelló recuperara el Recinto de Ferias y Mercados, después de una fallida gestión de la empresa constructora y concesionaria, Refeyme, y una importante deuda que saldar, el consistorio aún tendrá que esperar para decidir finalmente qué conviene hacer con la gestión y explotación de este macroespacio.

Sin embargo, lo primero de todo es dejarlo en condiciones, ya que como confirmó en su momento el portavoz del equipo de gobierno, José Luís López “antes de poder tomar ninguna decisión lo que hay que hacer es elaborar un informe técnico del estado de las instalaciones”.

Así que el ayuntamiento espera que “en breve” que los técnicos municipales finalicen esa memoria técnica detallada con todas las actuaciones que cabe acometer, aunque una vez recibido será una empresa externa quien analice la viabilidad económica de que puede suponer este coste y qué conviene más al consistorio. Las opciones son múltiples, dado que podrían pasar desde sacar a licitación la explotación del recinto “en su totalidad, en parte o cómo sea más rentable para las arcas municipales”.

Y es que entre los espacios, cuyo uso en estos momentos se limita al Mercat del Dilluns, la Feria de Atracciones y algunos otros eventos, también están sin terminar “dos parkings independientes a los que curiosamente se accede por la misma rampa”. Es decir, que otra de las posibilidades aún inexploradas y quizás plausibles, podría pasar porque el consistorio, finalizara y asumiera o sacara a licitación estos dos espacios de estacionamiento que por su ubicación podrían tal vez encajar en esa visión de convertirse en parkings disuasorios que siempre ha predicado el ayuntamiento y que encajarían en la peatonalización y restricción al tráfico rodado que se está acometiendo en muchos de los viales de Castelló.

Las inversiones en el recinto de ferias

En cuanto a las deficiencias que hay que subsanar en el recinto y que los técnicos han ido descubriendo poco a poco, como apuntó el portavoz municipal, además de esos dos parkings “uno más avanzado, y otro que falta terminar”, también hay desperfectos en la cubierta, se debería adaptar los baños para hacerlos accesible”, y sobre todo “habría que realizar una intervención importante en el apartado eléctrico”.

Y es que precisamente, una de estas principales carencias fue la del estado de los cuadros eléctricos, y que se hizo pública cuando tras la pandemia, con la recuperación de la feria de atracciones que tradicionalmente también se ubica en es espacio, se comunicó a los feriantes que no podían hacer uso de esas conexiones eléctricas “porque no estaban en condiciones y no cumplían la normativa”.

En aquel momento, los técnicos municipales empezaron a elaborar un informe exhaustivo del estado del recinto que además del cuadro eléctrico, contemplaría todas las operaciones que debian acometerse para acondicionar el recinto.

Ahora, meses más tarde, una vez se tenga ese informe “se tendrá que decidir si la intervención e inversión, salen a cuenta”, como apuntaba López esta semana. Y con eso, se decidirá en qué grado se interviene y sobre todo qué fórmula se utiliza para la gestión y explotación de un recinto que, hasta el momento, acumula más puntos en contra que a favor.

“Si se va a sacar a licitación todo o en parte, si los parkings van por una parte y el resto por otra, todo eso, son cosas que se tendrán que ver y que no podemos decidir hasta que una empresa independiente no valore el informe elaborado por los técnicos de la casa y nos diga económicamente que es lo más viable y podamos decidir en consecuencia, reiteró López”

ValenciàEspañol