Castelló presenta un presupuesto para 2023 que se prevé supere los 200 millones de euros

Aunque las cuentas propuestas este miércoles por los tres partidos de l'Acord de Fadrell ascienden a 195,870 millones de euros, las partidas ya previstas que llegarán de otras administraciones se estima que superarán el redondeo de la cifra.

Los tres partidos que conforman l’Acord de Fadrell y que gobiernan en el ayuntamiento de Castelló han presentado la propuesta de presupuesto para el 2023 que asciende a 195.870.859,3 euros. Una cifra a la que falta añadir el montante de los proyectos comprometidos y asegurados por otras administraciones y cuya resolución hace prever que redondeará la cifra de las cuentas municipales “como mínimo llegando a más de 200 millones de euros”, ha puntualizado la alcaldesa, Amparo Marco.

Estas cuentas se aprobarán previsiblemente en un pleno extraordinario que se podría convocar entre los días 29 y 30 de diciembre, es decir apurando al máximo los periodos que conforman los procedimientos burocráticos para que el ayuntamiento pueda asegurar que, esta vez, ha cumplido los plazos. Sin embargo, está claro que no será hasta mediados de enero o incluso febrero, cuando entren en vigor estas cuentas.

En cuanto a las linias estratégicas que marcan estos presupuestos, el equipo de gobierno ha querido destacar el aumento de inversión en Binestar Social. De la misma manera también la concejala de hacienda, Mónica Barabás ha hecho hincapié en todo lo que son políticas de empleo detallando la inversión en muchos de los programas.

Además, se ha recordado también la importancia de lo que supone la captación de fondos europeos que permiten “oportunidades de desarrollo sostenible y saludable”. De igual forma, el capítulo de inversiones, que ascienden a 16,7 millones y donde se llevarán a cabo proyectos emblemáticos como el centro de envejecimiento saludable, la mejora de la movilidad ciclista y peatonal o la avenida de Lidón, también han merecido capítulo especial.

El concejal y portavoz de Compromís, Ignaci García, también se ha congratulado de la aprobación de estos presupuestos y ha hecho especial hincapié con las áreas que gestiona su formación política.

Así, entre otros puntos se ha referido al aumento de dotaciones en ámbitos como la igualdad, la cultura o la participación ciudadana así como a temas tan puntuales como la sostenibilidad medioambiental garantizando, por ejemplo, la factura energética de los centros educativos.

Desde Podem, Fernando Navarro, tras incidir en las especiales circunstancias coyunturales de este año, ha señalado que si bien las cuantías en vivienda o en políticas ecologistas no han tenido un gran aumento si lo han hecho la concreción de las medidas específicas. Navarro ha recordado además que son “los últimos presupuestos de l’Acord de Fadrell”.

La alcaldesa ha querido puntualizar que aunque el grueso de las cifras presentadas hablaba de inversiones, pero que “los ingresos también son importantes” y ha destacado en este punto que “no se han aumentado los impuestos a los ciudadanos” y ha añadido además “para evitar malas interpretaciones” que si hay más ingresos “se debe al aumento de transferencias recibidas de la Generalitat, pero no a un incremento de impuestos”.

Partidas sin incorporar a los presupuestos del 2023

En estas cuentas que se han presentado, hay que recordar que en cuanto a los proyectos que se mencionan hay algunas carencias notables y que si no se han incluido es porque al depender de otras administraciones se sumarán cuando estén publicadas las resoluciones, destacan entre ellos por ejemplo la finalización de la Ronda de Circunvalación con las últimas conexiones o los ARRUS previstos con fondos de la Generalitat, entre otros.

Algo similar pasa con otras inyecciones económicas como por ejemplo los 2 millones de euros para los proyectos de digitalización de los mercados recientemente conseguidos a través de fondos europeos.

En el otro lado están también aquellas reservas económicas que han de salir de las arcas municipales pero que sin embargo requieren permisos o autorizaciones de otras administraciones, como son por ejemplo los 10 millones previstos para la ansiada remodelación de la avenida Ferrandis Salvador que cambiaría la fisonomía de ese vial si lograra anclar en suelo tanto los servicios de baños en la playa como los reiteradamente polémicos “chiringuitos” actualmente sobre la arena.

CatalàEspañol