Castelló incrementa un 30% el presupuesto en transición ecológica respecto a 2015 hasta los 1,8 millones

La Concejalía de Fernando Navarro contempla el desarrollo de placas fotovoltaicas o el proyecto de ampliación del Molí la Font.

La Concejalía de Transición Ecológica del Ayuntamiento de Castelló incrementa un 30 % el presupuesto respecto a 2015 y consolida la brújula verde en la ciudad. El departamento que dirige Fernando Navarro contempla políticas para fomentar el autoconsumo energético, reforzar la conservación del territorio con el proyecto de ampliación del Molí la Font y el Plan de Vigilancia en la Marjaleria, o continuar con medidas de reactivación agroecológica.

“Este año destinamos desde Transición Ecológica 1,8 millones de euros para potenciar las políticas ecologistas en el Ayuntamiento de Castelló, que cada vez serán mas centrales en el futuro de la ciudad gracias a los cambios administrativos y presupuestarios impulsados durante este mandato”, ha subrayado el concejal de Transición Ecológica, Fernando Navarro, que ha recordado que el aumento del presupuesto respecto a 2015 se ha visto acompañado en este mandato por la creación de la nueva estructura administrativa de Transición Ecológica.

En transición energética, el presupuesto contempla la instalación de una planta fotovoltaica para suministrar a la primera comunidad energética local, el proyecto de ahorro energético 50 50 en los centros educativos, y el plan de mejora continua del programa de acción por el clima y la energía.

La Concejalía, además, prevé la puesta en marcha de una oficina de energía y clima que asesorará a la ciudadanía para reducir la factura energética y adaptarse al cambio climático.

En materia de conservación ambiental, cabe destacar la redacción de la primera estrategia de biodiversidad, el desarrollo de un nuevo plan de vigilancia de la Marjaleria que garantice el cuidado de sus valores ecológicos, y la elaboración del proyecto de ampliación del paraje del Molí la Font.

En políticas agroecológicas, hay previstas ayudas para impulsar la economía verde y mejorar los huertos urbanos, así como la recuperación del servicio de atención al público en la Cámara Agraria Municipal.

También hay que reseñar un aumento en la partida del servicio de la Brigada Rural a fin de potenciar la conservación del territorio.

Por último, la concejalía casi triplica el presupuesto en campañas de educación ambiental con el objetivo de implicar a la población en hábitos sostenibles y verdes.

CatalàEspañol