Castelló aprueba el proyecto de reforma peatonal y accesible de la plaza de la Paz

Con 834.357 euros de inversión cofinanciada por FEDER, la operación fomentará los desplazamientos sostenibles y priorizará al peatón

El Ayuntamiento de Castelló ha aprobado este jueves en la Junta de Gobierno Local el proyecto de adecuación y reforma de la plaza de la Paz, que se materializará con fondos europeos. El objetivo es mejorar la conectividad urbana sostenible de la ciudad y avanzar hacia un modelo de peatonalización activa que promueva el uso de medios de transporte blandos.

El proyecto para el que se ha dado luz verde incorpora las propuestas ciudadanas recogidas a través del proceso participativo realizado, así como la relativa al mantenimiento del adoquinado original en el entorno del Teatro Principal, que no se sustituirá por el pavimento cerámico que se utilizará en el resto del renovado espacio. 

Las modificaciones vecinales incorporadas respecto al anteproyecto contemplan la integración del carril bici previsto inicialmente en el ámbito de la plaza en el vial de circulación a modo de ciclocalle, que se convertirá en plataforma única.

Al sustituir este carril bici por una ciclocalle se aumenta el ancho de acera que une las calles Asensi y Escultor Viciano y también ligeramente el ámbito peatonal de la plaza, y se garantiza igualmente la conexión con el eje ciclista entre Herrero y Gasset.

El proyecto contempla también un cambio en el modelo de bancos previsto, que incorporan respaldo y apoyabrazos en el porcentaje determinado por la normativa de accesibilidad. Además se traslada el aparcamiento de bicicletas proyectado en la plaza, situándolo a continuación de la bancada del bicicas en la calle Gasset.

Con un presupuesto de 834.357 euros, la actuación será ejecutada por Pavasal Empresa Constructora S.L. en un plazo de diez meses.

La alcaldesa, Amparo Marco, ha destacado que con este proyecto “la plaza de la Paz será más verde, más accesible, humana y europea”, pues en la línea de lo que marca Bruselas para alcanzar la huella de carbono cero en 2050, y al igual que están haciendo las ciudades de más de 50.000 habitantes, “reducir los niveles de contaminación acústica y del aire, fomentar los desplazamientos sostenibles, blindar la accesibilidad suprimiendo las barreras arquitectónicas y facilitar la libre circulación de las personas en condiciones de seguridad, accesibilidad y comodidad”.

Tras la remodelación se limitará a un único carril, frente a los dos actuales, el paso de vehículos en el tramo de calzada que conecta la calle Herrero con la calle Mayor.

La accesibilidad se incrementará gracias a la sustitución de las actuales jardineras elevadas, que cierran la plaza y obstaculizan el tránsito de personas, por otras integradas en el pavimento y niveladas a la superficie, generando un área diáfana sin reducir las zonas verdes.

La rehabilitación implementará en este céntrico y emblemático espacio un diseño más abierto, con un amplio protagonismo de la cerámica, que se utilizará para renovar el pavimento e inyectará uniformidad estética a la plaza y sus alrededores.

Además, y de acuerdo con los informes de la dirección de Urbanismo, se mantendrá el pavimento de piedra natural existente en la acera frente al Teatro Principal y se levantará y colocará un nuevo pavimento de adoquín de piedra natural en la zona de tráfico rodado en la prolongación de la calle Falcó.

La renovada plaza de la Paz incorporará elementos para sumar atractivo y funcionalidad como una fuente tipo géiser. También se ubicarán jardines verticales, se mejorarán las zonas de descanso y la iluminación y se prevé un sistema de drenaje sostenible.

La adecuación y remodelación de la plaza de la Paz es una de las dieciséis operaciones impulsadas en Castelló gracias a la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y del Ayuntamiento.

La plaza de la Paz se ubica en pleno casco urbano y en un enclave privilegiado junto a uno de los accesos principales al centro: contigua a la calle Herrero y a las puertas de la calle Mayor, rodeada de comercios, bancos, locales de hostelería y anexa al trazado del TRAM. Su elemento más singular es el quiosco de diseño modernista que la corona, emplazado frente al Teatro Principal de finales del siglo XIX.

CatalàEspañol