Castelló inicia las obras para la retirada de la cruz a los Caídos del parque Ribalta

El Ayuntamiento da cumplimiento a las leyes en materia de memoria democrática y además adecuará el entorno del jardín.

Castelló ha iniciado los trabajos del proyecto de recuperación del jardín de la cruz del parque Ribalta, que contemplan la retirada del monumento a los Caídos y la recuperación del jardín en el espacio ocupado por el monumento que preside la cruz, adaptándolo al diseño y configuración que tenía el parque previamente a su implantación.

Ayer se procedió al vallado de la zona para la próxima retirada y traslado de la cruz. El concejal de Obras y Proyectos Urbanos, José Luis López, y la concejala de Memoria Democrática, Verònica Ruiz, se han acercado esta mañana a la zona, donde se ha firmado el acta de replanteo que da comienzo a las obras.

“Vamos a dar cumplimiento a las leyes en materia de memoria democrática y con este objetivo hemos iniciado hoy las obras de retirada de la cruz a los Caídos del parque Ribalta”, ha explicado López. “Un proyecto con el que, además, recuperamos el espacio ocupado por el monumento en el jardín del Ribalta, integrándolo en el Bien de Interés Cultural y tomando como base los planos anteriores a la instalación del monumento que se retira, del año 1926”, ha resaltado López.

Para Ruiz “hoy es un día histórico”, ya que tal y como ha explicado “79 años después, decimos adiós al monumento a los Caídos”. “Estamos fortaleciendo la democracia y trabajando para todos y todas”, ha recalcado la concejala.

Actualización de los trabajos

Respecto a la calendarización de los trabajos, por cuestiones organizativas de la empresa adjudicataria, se ha actualizado la previsión. Durante el día de mañana se iniciarán los trabajos para la construcción en el taller de la estructura que protegerá la cruz para la retirada y el traslado.

El armazón servirá para preservar la integridad del elemento tanto en el desmontaje como en el traslado y la posterior colocación. La retirada del monumento se realizará en próximos días, una vez se terminen los trabajos de la estructura.

El proyecto, que tiene un plazo de ejecución de seis semanas, está adjudicado por 62.589 euros. Las obras contemplan en una primera fase el vallado de la zona de actuación y los trabajos propios para la retirada y traslado de la cruz, como la protección de la misma con entablillado, el corte del fuste por la base, el levantamiento, el transporte y la colocación en la ubicación escogida por el obispado de la Diócesis de Segorbe-Castellón al que ha sido cedida la cruz.

La siguiente fase de las obras se centra en la recuperación del jardín en el espacio ocupado por el monumento a los Caídos, adaptándolo a la configuración que tenía antes de su colocación, en base a planos de 1926. Los trabajos consistirán en el movimiento de tierras que comprende la eliminación del pavimento existente y la base del mismo hasta llegar a terreno natural a fin de poder conectar el jardín nuevo con el suelo del jardín.

A continuación se procederá a las intervenciones en materia de albañilería y riego, con la colocación del bordillo, adoquinados, pavimentos varios y bancos de materia cerámico; y la implantación de los mecanismos necesarios para realizar el riego, con conexión al sector de riego existente. En último término se harán los trabajos de jardinería, mediante los que se actuará sobre el terreno con el aporte o estructuración de suelos para plantar diversas especies. En este sentido, se plantarán árboles, arbustivas y tapizantes con el criterio de su existencia previa o histórica en el parque.

CatalàEspañol