Castelló se tiñe con los colores de la bandera de Ucrania agradeciendo la solidaridad

Alrededor de 600 personas se han concentrado en la plaza Mayor de la capital de la Plana en una llamada a la paz

Mientras a miles de kilómetros el mundo esperaba el avance de las negociaciones entre Ucrania y Rusia, Castelló, como tantas otras ciudades ha mostrado esta su solidaridad con el pueblo ucraniano en una emotiva concentración que ha movilizado centenares de personas llenando la Plaza Mayor. En concreto, alrededor de 600 personas se han concentrado, según estimaciones de la Policía Local de Castelló

Banderas y pancartas de “No a la guerra” han convivido entre gestos serios y emocionados de quienes tenían su mente centrada en el conflicto. Un concentración que, pese a la no muy numerosa población de ucranianos censados en la capital de la plana, sí ha logrado el apoyo de muchas organizaciones.

En paralelo, por las redes sociales, proliferan las peticiones de ayuda a través de envíos de material. Los hay quienes reclaman medicinas y material sanitario, otros que hablan de ropa y alimentos pero todos apelando a una solidaridad que, según han advertido también algunas organizaciones a través de estas mismas redes, no está del todo exenta de cierta picaresca y de quienes tratan de beneficiarse de la buena voluntad de quienes quieren ayudar.

De hecho, se están dado iniciativas privadas de empresas de transportes vinculadas al sector del azulejo, cuyos camiones vacios, ahora en España, esperan a ser llenados con el material que se recogerá en estas campañas. Sin embargo, el temor, radica en saber por un lado hasta dónde podrán llegar y en segundo término qué destino correra ese material donado ya que en estos momentos pocos se arriesgan a asegurar que no sea interceptado o que de continuar la situación termine siendo vendido en un ‘hipotético mercado negro’.

Aniukcas, toda una institución en Castellón

Por otro lado, y como siempre que hay un conflicto, las miradas que se dirigen a los más vulnerables, en el caso de Castelló, tienen un nombre propio, Aniukcas, la organización que desde hace décadas lleva trayendo cada verano a la provincia de Castellón, niñas y niños principalmente de zonas próximas a Chernobil para ofrecerles una “vacaciones” sanitarias y atendiendo necesidades que quizás no tienen cubiertas al cien por cien.

Así, esta organización también ha hecho un llamamiento que está difundiendo por WhatsAPP, en el que demanda familias dispuestas a acoger a niños ucranianos. En el mensaje se pide que los interesados contacten a través del mail [email protected]

ValenciàEspañol