Reclaman que la provincia de Castellón tenga una unidad de reproducción asistida

El sindicato CSIF denuncia que las pacientes tienen que desplazarse a València para someterse a tratamientos de fertilidad.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios CSIF ha denunciado hoy la problemática que sufren las pacientes castellonenses que deben someterse a un tratamiento de reproducción asistida.

Desde el sindicato han señalado que, en estos momentos, “la provincia carece de una unidad especializada en este tipo de tratamientos, lo que obliga a las pacientes a tener que desplazarse hasta València para someterse a técnicas reproductivas especializadas como la fecundación in vitro”.

“Aunque Castellón sí dispone de consultas ginecológicas y unidades donde se realizan pruebas diagnósticas para determinar posibles problemáticas relacionadas con la infertilidad, en estos momentos es la única provincia de la Comunitat Valenciana que carece de una unidad de reproducción asistida, unidades con las que sí cuentan los hospitales Clínico, La Fe y General de València, además del Hospital General de Alicante”, han lamentado desde CSIF.

Al respecto, han señalado que “esta circunstancia no sólo está originando largas listas de espera para las pacientes a la hora de poder someterse a un tratamiento, con plazos que llegan incluso al año y medio de demora, sino que supone un agravio comparativo respecto a las otras dos provincias de la Comunitat”.

En ese sentido, desde CSIF han apuntado que “el problema es que, entre que una paciente acude por primera vez a la consulta de ginecología o al servicio de planificación familiar que le corresponda para exponer su problemática, se realiza las primeras pruebas, obtiene los resultados, es derivada a un centro de reproducción asistida, le realizan nuevas pruebas y por fin logra iniciar un tratamiento, pueden pasar años”.

A modo de ejemplo, CSIF ha denunciado el caso de una paciente de Vinaròs, “que lleva más de dos años de espera para someterse a un tratamiento de fecundación in vitro”. Dicha paciente acudió en 2019 al servicio de Planificación Familiar de Vinaròs para que estudiaran su caso y someterse a un posible tratamiento y, tras ser remitida al Hospital de Vinaròs, un año después, en marzo de 2020, su caso se trasladó al Hospital Clínico de València para completar el proceso.

“Tras realizarle diversas pruebas relacionadas con la fertilidad en el mes de julio de 2020, al no tener noticias, en mayo de 2021 la paciente contactó de nuevo con el Servicio de Ginecología del Hospital Clínico Universitario, que le explicó que su expediente, al parecer, se habría traspapelado porque no constaba y que ahora deberá esperar a finales de 2021 o 2022 para que la llamen para iniciar de nuevo el proceso, con las dificultades añadidas que comporta que ahora la paciente ya tiene 40 años de edad”, han indicado desde CSIF.

Por ello, desde el sindicato han subrayado la “importancia” de que centros como el Hospital General de Castellón, como centro de referencia en la provincia, cuenten con una unidad de este tipo dentro del sistema sanitario publico, “ya que además de evitar los desplazamientos, contribuiría enormemente a mejorar la calidad asistencial a las pacientes, especialmente en un procedimiento tan delicado como el de la reproducción asistida, y aligeraría las listas de espera”.

CatalanSpanish