Ribes versus Toledo: ‘Duelo de cachorros’ en el Pleno de Castellón por el bono de transporte

El concejal socialista ha terminado su intervención afirmando que si el PP quiere continuar el debaté "lo hará en los juzgados" mientras que el concejal popular no ha podido responder "por alusiones" dado que la alcaldesa no le ha dado la palabra y ha finalizado la sesión remitiendo a las afirmaciones de Ribes.

AVL

El enfrentamiento en la comparecencia del concejal socialista y responsable del área de Juventud y Movilidad Sostenible del ayuntamiento de Castellón, Jorge Ribes con el concejal popular Sergio Toledo, por la acusaciones realizadas desde el PP que afirmaban que Ribes podría haberse aprovechado de su cargo para beneficio propio y el de sus allegados en la adquisición de los bonos de transporte gratuitos, ha puesto en evidencia la beligerancia del relevo generacional que viene desde algunos partidos.

Estos dos concejales, salidos de las juventudes de los partidos en que militan, PSOE y PP, comparten generación y han coincidido también en el ámbito universitario. Precisamente, quizás por eso, porque pese a su juventud y a sus divergencias políticas son viejos conocidos, las acusaciones del partido popular, que aunque empezaron con una pregunta de Maria España, parece ser que han intentado crear “una campaña de desprestigio personal de la mano de Sergio Toledo”, según ha explicado Ribes, han terminado con unas vehementes recriminaciones al comportamiento del concejal popular.

Por su parte, la concejala del Grupo Municipal Popular, María España, ha insistido en su postura y ha anunciado que hoy han registrado la petición de las IP de los ordenadores desde donde se inscribieron en la campaña “personas que aparecen en los listados muy cercanas a Ribes, porque resulta llamativo que todas se hicieran en horario de mañana, en el primer día del inicio de la campaña y con pocos minutos de diferencia”, ha explicado.

Pero con todo, la mayor intensidad se ha dado en la última comparecencia del concejal de movilidad y juventud en la que ha reiterado que pidió ese bono “como recuerdo” y que solicitó a una técnico del ayuntamiento que se le concediera para ese propósito “pero sin carga” y que ha derivado en una última intervención de Ribes esgrimiendo noticias “de lo que Toledo se gastaba en fiestas para sus amiguitos (…) y que podrían haber costeado 10.588 tarjetas de transporte joven para tantos jóvenes que no podían ni pagarse la matrícula mientras el Sr. Toledo pedía coches de gama alta”.

Afirmaciones a las que el concejal popular, Sergio Toledo, ha intentado contestar pidiendo palabra después de esa última intervención y que la alcaldesa no le ha concedido “por alusiones” dando por cerrada la sesión y recordando la última frase del concejal de movilidad, “como le ha dicho el Sr. Ribes lo que tengan que decir…este debate lo continuarán ustedes en el juzgado“.

- Advertisement -