Catalá pide un ‘rescate’ para los más de 500 comercios excluidos de las ayudas por falta de presupuesto

Advierte que hay panaderos y pasteleros de Valencia que se han endeudado con más de 900.000€ confiando en las ayudas prometidas y que ahora se quedan “colgados y abandonados” por la ineficacia del Consell

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Valencia y en les Corts Valencianes, María José Catalá, ha exigido hoy al Consell y a Ribó que salgan al “rescate” de los más de 500 comercios que se han visto excluidos de las ayudas para la modernización de los oficios artesanos por insuficiencia de crédito disponible, es decir, “porque la Generalitat no puso el presupuesto necesario y ahora se niega a ampliar el crédito“.

Por ello, el PP ha presentado una batería de iniciativas tanto en les Corts como en el Ayuntamiento de Valencia exigiendo al Consell que amplíe el crédito presupuestario de las ayudas en materia de comercio y artesanía para atender todas las solicitudes presentadas y que cumplen con los requisitos exigidos.

Además, en la comisión de Hacienda del Ayuntamiento, se pide al gobierno de Compromís y PSOE que abra una línea de ayudas para la modernización, renovación, innovación y mejora del equipamiento para el ejercicio y desarrollo de los oficios artesanos.

Si no se sale al rescate de estos comercios, muchos de ellos van a cerrar. Será una auténtica catástrofe para el comercio de proximidad y para los oficios artesanos como los panaderos que han sufrido un aumento de hasta el 300% en la factura de la luz” ha afirmado Catalá.

La portavoz del Partido Popular ha advertido que “nos consta que panaderos y pasteleros de Valencia y la provincia hicieron reformas para modernizar sus equipamientos y mejorar la eficiencia energética por más de 900.000 euros. Se endeudaron porque la Generalitat les prometió que iban a recibir las ayudas. Hicieron verdaderos esfuerzos económicos y confiaban en recuperar el 70% de la inversión. Ahora por falta de diligencia y empatía del Consell no tienen ese dinero y muchos de ellos no sobrevivirán”.

María José Catalá ha exigido “una reacción rápida a las Administraciones y, sobre todo, empatía. Economía y Hacienda no pueden estar pasándose la pelota. Su ineficacia no la pueden pagar nuestros comercios y artesanos. No se puede hacer gala de estar con el comercio de barrio y después engañarlos”.

CatalàEspañol