El nuevo Centro Municipal para Personas Mayores Marxalenes abrirá en junio

Ocupa la planta baja del edificio de la antigua Aceitera, que ha sido rehabilitado.

El centro está situado en la planta baja del edificio que albergaba la antigua Fábrica de Aceite. Ocupará 940 metros cuadrados y dispondrá, entre otras instalaciones, de dos aulas-taller y una sala multiusos con un escenario de 35 metros cuadrados.

La concejala de Envejecimiento Activo, Pilar Bernabé, ha visitado esta mañana las obras, que están muy avanzadas, por lo que el centro podrá entrar en funcionamiento antes de que acabe el mes de junio. Bernabé ha destacado que el resultado es “un espacio magnífico con instalaciones de última generación para que las personas mayores dispongan de más espacio para llevar a cabo sus actividades en un entorno saludable como es el parque de Marxalenes”.

El edificio que alberga este nuevo Centro Municipal de Actividades para Personas Mayores (CMAPM) está situado en la zona sureste del Parque de Marxalenes, entre las calles Ricard Samper, Sant Pancraç, Luis Crumiere, Reus y Ruaya.

La rehabilitación del edificio se lleva a cabo en dos fases. La primera, a punto de concluir, ha servido para habilitar la planta baja como CMAPM Marxalenes. En una fase posterior, se rehabilitará la primera planta del edificio que está previsto que albergue el futuro Museo del Aceite, con una superficie de 338 metros cuadrados.

En la actualidad este barrio cuenta con una población de 10.629 personas de las que 3.400 tienen más de 60 años. La concejala Pilar Bernabé ha destacado que este nuevo centro “da respuesta a las demandas y reivindicaciones formuladas por el colectivo de las personas mayores, especialmente representativo en este barrio, teniendo en cuenta que el antiguo centro situado en la avenida de Portugal había quedado obsoleto, falto de espacio y funcionalidad”. El CMAPM Marxalenes tiene en la actualidad 1.013 socios.

El proyecto de rehabilitación se ha llevado a cabo respetando al máximo las características singulares del edificio, propias del uso industrial que tuvo en su origen. En los próximos días, el centro se va a dotar de mobiliario, equipos informáticos y material diverso por un importe de 180.000 euros.

El edificio de La Aceitera formará parte de un grupo de construcciones singulares ya rehabilitadas en el entorno del Parque de Marxalenes, destinados a usos de carácter social y cultural como el aula de la naturaleza, la biblioteca infantil, el museo del ferrocarril y la escuela de jardinería. Además, en el mismo entorno hay varias alquerías: la de Barrinto, de origen medieval; la del Foraster; la de Boro Baus y la de Félix y la Luna.

ValenciàEspañol