Tres centros educativos de Castelló promoverán el autoconsumo energético colectivo con ‘ZERO’

Los IES Ribalta, Politècnic y Carles Salvador participarán en la primera fase del programa de la Generalitat.

El Ayuntamiento de Castelló destaca la participación de tres centros educativos en el proyecto “ZERO: energia de proximitat” que impulsa las Consellerias de Educación y Transición Ecológica, una iniciativa que promoverá el autoconsumo energético en los centros participantes y que ahorrará 6,9 millones de euros en energía en 114 institutos de la Comunitat Valenciana.

Asimismo, el excedente energético podrá ser compartido por hogares y pymes situados en el entorno. Los IES de Castelló que colaboran en la primera fase de la iniciativa son Ribalta, Politècnic y Carles Salvador.

El concejal de Educación, Francesc Mezquita, ha valorado la propuesta “porque se trata de avanzar hacia la eficiencia energética y que los y las jóvenes puedan crecer en espacios donde impere la sostenibilidad”. Para Mezquita “se trata de un primer paso que seguro será un éxito y vendrá seguido de más centros educativos implicados en el plan ZERO”. Finalmente, el edil ha explicado que “se ha optado por estos primero dado a las características que presentan tanto los edificios como las zonas de la ciudad a las que abastecerán de energía”.

“El impulso del autoconsumo en energías renovables es esencial para reducir la factura energética y afrontar los retos de la crisis climática y de la globalización. Celebramos la apuesta de las Consellerías de Educación y Transición Ecológica al promover la autoconsumo colectivo, con un proyecto que propiciará la autosuficiencia energética en tres centros educativos de la ciudad y el uso compartido del excedente energético que se genere en hogares y pymes situados al entorno”, ha destacado, por su parte, el concejal de Transición Ecológica, Fernando Navarro, que ha confiado en que el ratio de beneficiados por el autoconsumo compartido en las instalaciones fotovoltaicas aumente de los 500 metros a los 2 kilómetros.

Este programa contempla la instalación de placas fotovoltaicas en institutos de 71 municipios de la Comunitat para lograr la autosuficiencia eléctrica mediante energía solar y abastecer con el excedente energético a las casas y los locales que se encuentren cercanos al centro. En las comarcas de Castelló serán 17 institutos públicos en los que se realizará la instalación de placas fotovoltaicas en esta primera fase del proyecto.

Uno de los objetivos de este plan es ampliar el programa hasta 360 centros. Esto supondría, según la Generalitat, un ahorro de 22 millones de euros en la factura de la luz al año en los centros de educación secundaria y se verían beneficiadas 18.000 familias en situación de vulnerabilidad gracias al exceso de energía generada que se revertiría a las casas más cercanas a los centros implicados en el plan.

CatalàEspañol