València distinguirá distintas cepas de Covid-19 en las aguas residuales

La concejala del Ciclo Integral del Agua, Elisa Valía, ha realizado este jueves un balance al cumplirse un año de los análisis de presencia de covid-19 en las aguas residuales en la ciudad de València. Dada la situación actual de baja incidencia, el trabajo se centrará a partir de ahora en determinar la distribución de las distintas cepas de la enfermedad.

“Hace ahora un año empezamos en esta ciudad un análisis pionero junto a la empresa Global Omnium, con que València se convertía en la primera ciudad en hacer un rastreo de la evolución del coronavirus a través de las aguas residuales”, ha recordado la concejala.

Tal como ha destacado, los momentos y los datos son ahora bien distintos a aquel 12 de mayo de 2020, cuando se iniciaba la fase de ‘desescalada’. “Ahora- ha explicado la concejala Elisa Valía- nos encontramos en una situación buena comparativamente, aunque es cierto que mientras haya contagios no se puede decir que sea una situación buena; pero es importante destacar que este primer año coincide con el registro de los valores más bajos desde hace 9 meses”.

Los resultados de las muestras obtenidas el martes día 11 que los porcentajes obtenidos son muy bajos, como se refleja en el histórico. Es un nivel es asimilable al que había más o menos a mitad de julio, “por lo que se consolida plenamente el descenso de las últimas semanas y registramos el valor más bajo de los últimos meses”, ha afirmado Elisa Valía.

La concejala ha explicado que se trata de “un punto de inflexión”, y ha anunciado que a partir de ahora se van a introducir algunos cambios a la forma de realizar este estudio, “ya que entramos en una fase diferente, una fase que podemos llamar centinela”.

El objetivo es reorientar el estudio para seguir teniendo información y teniendo en cuenta que el contexto es distinto. Se continuarán ofreciendo los datos para máxima transparencia con la ciudadanía, y se seguirá informando, aunque ahora se espaciará un poco más la toma de muestras. Hasta ahora se recogían muestras dos y tres veces por semana, y a partir de ahora se tomará una muestra semanal.

“Hay que tener en cuenta que ahora la situación es muy estable, y lo que vamos a hacer es mantener una toma a la semana en los 24 puntos para seguir con la serie histórica, ya que no es necesario realizar un seguimiento tan exhaustivo como hasta ahora”.

“Hemos considerado, con el ánimo de optimizar los recursos, que podemos iniciar una fase llamada centinela con la recogida de una muestra semanal pero siempre vigilantes ante cualquier repunte o anomalía que volveríamos al esquema inicial”, ha explicado la delegada.

“Más que la incidencia, lo que nos preocupa en los últimos meses es la prevalencia de determinada cepa u otra. Ahora mismo, la que más se encuentra es la cepa británica, y no tenemos constancia de que esté el resto. Pero queremos afinar con las analíticas para profundizar no tanto en la recogida de muestras, sino en un análisis en mayor profundidad para determinar cuál es la cepa predominante y sacar el porcentaje de cada una de ellas, ya que son analíticas que requieren mayor tiempo”.

UN DESCENSO MAYOR DE LA INCIDENCIA

En esta última semana del mes de mayo se ha observado un descenso todavía mayor de presencia de Covid en aguas residuales del que se viene desde dando principio de marzo. Los niveles son muy bajos, comparativamente con los meses anteriores, y en las últimas tres muestras (días 3, 6 y 11 de mayo) se ha visto un descenso todavía más significativo.

La delegada del Ciclo Integral del Agua ha explicado que “esta circunstancia, unido al hecho de que el plan de vacunación está avanzando a buen ritmo y los objetivos del 70% de la población antes del verano de momento se van cumpliendo, junto con el mantenimiento de una incidencia acumulada baja en la ciudad y en toda la Comunidad Valenciana son buenas cifras de contexto para abordar esta fase de levantamiento del estado de alarma con las máximas garantías”.

En cuanto a los datos semanales en sí, las zonas de Valencia que presentan mayor índice, “aunque realmente no son alarmantes”, ha subrayado Valía, son Campanar Ciutat Vella y l’Eixample. Y ligeramente por encima de la media se sitúan Tres Forques, Olivereta, Poblats Maritims, Arrancapins y Malilla, “aunque en todos estos puntos los niveles también han bajado muchísimo y se pueden calificar de poco alarmantes”.

CatalanSpanish