Liberan de un cepo a un zorro malherido

El animal se encontraba atrapado en un cepo colocado en el interior de una finca agrícola en la localidad de Guadassequies (Valencia).

La Guardia Civil de Valencia libera a un zorro que se encontraba atrapado en un cepo capturador colocado junto a una alambrada en el interior de una finca agrícola. Además, se hallaron otros 3 cepos, uno de los cuales contenía un conejo ya fallecido.

Tras recibir aviso de la Central COS Valencia por la presencia de un zorro atrapado en un cepo en una parcela perteneciente al término municipal de Guadassequies, la patrulla del SEPRONA se desplaza al lugar, donde ya se encontraba una dotación de bomberos. El animal se encontraba atrapado en el interior de una finca agrícola cerrada con vallado metálico, a escasos metros de este.

Ante la imposibilidad de acceder a la finca, la dotación de bomberos procedió a cortar la valla metálica, lo que permitió el acceso de los agentes de la Guardia Civil al lugar en el que se encontraba el animal, un zorro común o rojo (Vulpes vulpes). Así, los agentes actuantes con un lazo capturador y con la asistencia de los componentes del cuerpo de bomberos, consiguieron liberar al animal e introducirlo en un trasportín.

Tras la liberación, los agentes observaron que el animal presentaba la pata derecha delantera seccionada casi por completo, por lo que fue entregado a los Agentes Medioambientales para su posterior traslado al Centro de recuperación de Fauna Silvestre ‘La Granja’, en El Saler (Valencia).

Con la sospecha de la posible existencia de más cepos en el interior de la finca, los agentes procedieron a la investigación para dar con su propietario, lo cual se logró tras la realización de diversas indagaciones.

Ya en el interior, los agentes del SEPRONA, en presencia del propietario, realizaron una inspección ocular por el interior de la finca, donde encontraron otros 3 cepos capturadores más, colocados en la salida de unas madrigueras, teniendo uno de ellos un ejemplar de conejo común o europeo (Oryctolagus cuniculus) capturado y ya fallecido.

Tras la desactivación de los mismos se procedió a la aprehensión de los instrumentos, resultando hallar un total de 4 cepos.

El propietario de la finca, un hombre de 51 años y de nacionalidad española, está siendo investigado por estos hechos, en calidad de presunto autor de un delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos.

Los agentes que han intervenido en dicha investigación pertenecen a la Patrulla de SEPRONA de la Guardia Civil de Ontinyent (Valencia).

Las diligencias han sido entregadas en la Fiscalía de Área del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, con sede en Alzira.

CatalàEspañol