La Generalitat pone sobre la mesa cerrar bares y restaurantes a las 20h

La decisión se abordará mañana en la comisión interdepartamental, también se valora modificar el aforo en interior de bares y restaurantes.

La Generalitat Valenciana pone sobre la mesa un nuevo horario para el cierre de la hosteleria que podría comenzar ya el próximo lunes a las 20.00. Se trata de una propuesta que está a debate por la comisión interdepartamental que se reunirá mañana jueves y tomará una decisión al respecto.

La comisión interdepartamental también debatirá sobre una posible modificación de aforo en bares y restaurantes, más holgada y acorde con la situación actual de casos de coronavirus.

La situación actual obliga a los hosteleros a cerrar a las 18.00 y tienen restringido el aforo en el interior al 30%, mientras que en terrazas ya es del 100%.

El ocio nocturno “satisfecho” tras la reunión

Situación mucho más grave es la que padece el ocio nocturno, que a día de hoy siguen con las puertas cerradas desde el inicio de la pandemia. Piden desde hace meses al Consell que les permita ampliar el horario hasta el toque de queda o, al menos, que la iguale al del resto de comercios no esenciales, obligados a cerrar a las ocho de la tarde.

Los colectivos del sector del ocio, la hostelería y el turismo de la Comunidad Valenciana han mantenido una reunión este martes con la consellera de Sanidad, Ana Barceló, para estudiar la viabilidad de sus propuestas de desescalada. A la salida se han mostrado “satisfechos”.

En la mesa se han reunido Manuel Espinar Robles, presidente de Hostelería Valencia y de Conostur; Víctor Pérez, presidente de la Federación de Empresarios del Ocio, el Turismo y el Juego de la Comunidad Valenciana, Fotur, y Lalo Díez, presidente de la Coordinadora de Ocio y Restauración de la Comunidad Valenciana.

Las organizaciones coinciden en valorar positivamente que es la primera reunión en la que coinciden con la consejera, y además “ha tenido mucha sensibilidad y ha sabido escucharnos.”

Entre sus reivindicaciones, Conostur pide una relajación de las medidas y propone que las salas de eventos, como bodas y comuniones, ocupan por porcentajes: un 30% durante el mes de abril, un 50% durante el mes de mayo y un 75% a partir del mes de junio. Aunque afirman “haber perdido ya la temporada de 2020 y posiblemente la de 2021, porque la temporada de comuniones ya ha llegado”, se mantienen optimistas porque los responsables de Sanidad “han tenido sensibilidad reconociendo la inviabilidad con estas cifras”.

CatalanSpanish