02:03 - martes, 5 marzo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

La ‘certificación oficial’ a Sanitat de casos covid desde las farmacias podría llegar a finales de semana

Desde los Colegios oficiales de Farmacia de la Comunitat recuerdan que se "ofrecerá el servicio" a través de los autotests realizados delante del profesional

Las farmacias podrían estrenar el nuevo sistema de certificación ‘in situ’ de positivos COVID por autotest de antígenos a final de semana. Al menos así lo espera el presidente de Colegio Oficial de Farmacéuticos de Castelló, ICOFCS, Sergio Marco, en representación de los colegios provinciales.

Sin embargo, en estos momentos aún quedan en el aire muchos interrogantes que nadie se atreve a confirmar con rotundidad hasta que el sistema directo de notificación entre las farmacias y Sanitat no entre en funcionamiento.

Lo único cierto es que la saturación ya anunciada por Atención Primaria, de pacientes y llamadas no atendidas por sospechas de casos COVID parece que está acelerando esta nueva fórmula para notificar positivos. Y es que la incapacidad del sistema sanitario para dar respuesta al alto número de contagios ha hecho buscar unas vías alternativas que como Marco asegura “llegan tarde”.

De momento, lo que se sabe es que a la hora de adquirir un test de antígenos en una farmacia, cuando la medida se ponga en marcha, “el profesional farmacéutico notificará al usuario la posibilidad de utilizar este servicio que consistirá en que una vez informado, el cliente se realizará él mismo el autotest bajo las directrices del profesional sanitario y en caso de que sea positivo, la farmacia, a través de los datos del SIP del paciente podrá notificarlo a Sanitat”, según apunta el presidente del ICOFCS.

Un protocolo que, al margen de los posibles falsos negativos, que afirman los profesionales se verán reducidos cuando sea el farmacéutico el que recomiende o no si es pertinente hacerse la prueba en función de la sintomatología o el tiempo transcurrido desde la exposición de riesgo, siembra múltiples preguntas.

¿Servirán estas pruebas también cuando sean negativas tras un positivo para que Sanitat gestione el alta? ¿Será obligatoria la notificación si el usuario declina comunicarlo? ¿qué responsabilidad tendrá el profesional farmacéutico en ese caso cuando el usuario ya le autoriza a revisar sus datos sanitarios mediante el consentimiento al entregarle el SIP?

¿Cobrarán las farmacias por el servicio?

Con todas estas dudas sobre la mesa, ahora, además se suma un nuevo factor: el hecho de que las farmacias puedan cobrar por este servicio. Y es que este mismo martes, el Muy Ilustre Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Valencia, Micof, así lo ha anunciado según recoge un medio de comunicación valenciano.

Sin embargo, desde los Colegios de Alicante y Castellón, aún no se han posicionado públicamente. Más aún cuando parece ser que en ningún momento de las conversaciones con Sanitat se planteó la cuestión del pago de este servicio. No obstante, aún no está nada cerrado y las conversaciones para ultimar detalles aún siguen en marcha.

Últimas noticias

Contenido relacionado