La reforma del Centre Cervantes Jove de Alcoy optimizará el ahorro de energía

Las obras consisten en el refuerzo del forjado de planta primera, el aislamiento de la fachada y la sustitución de toda su carpintería, así como la renovación del sistema de climatización.

La remodelación del edificio que actualmente alberga el Centre Cervantes Jove (CCJ) avanza a buen ritmo, según se pudo comprobar la pasada semana en una visita municipal encabezada por el alcalde, Toni Francés; el vicealcalde, Jordi Martínez y la concejal de Juventud, María Baca.

Las obras están valoradas en un millón de euros y forman parte de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI-Alcoidemà). Están cofinanciadas por la Unión Europea, a través del Programa Operativo FEDER de Crecimiento Sostenible 2014-2020 y por la Generalitat Valenciana, a través de un convenio con la Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática.

Durante la visita, los responsables de la adjudicataria de las obras explicaron que, pese a los problemas de suministro existentes en toda España, confían en que se cumplan los plazos de los trabajos, estimados en nueve meses desde su inicio, el pasado mes de junio.

De forma paralela a la limpieza de la sillería de la fachada, se están llevando a cabo el resto de actuaciones, consistentes en el refuerzo estructural de parte del forjado de la primera planta, además de una mejora integral de la eficiencia energética, mediante la renovación completa de la carpintería exterior, que abarcará una superficie total de 310 m2. Asimismo, en las fachadas del edificio se aplicará un aislante que contribuirá a reducir el volumen a climatizar y optimizará la transmitancia térmica.

Por otra parte se sustituirá el sistema de climatización, cambiando la caldera de gas con la que hasta ahora funcionaban los radiadores por un sistema de bombas de calor de alta eficiencia, diseñadas para aportar refrigeración en verano y calefacción en invierno.

Según subraya la concejal Maria Baca, «esta actuación, además de poner en valor un importante elemento patrimonial como es el edificio de Cervantes, va a mejorar su climatización y ayudará a reducir significativamente el gasto de energía y la emisión de CO₂ a la atmósfera. Estos son valores en los que está basada nuestra estrategia de ciudad, que busca hacer de Alcoy una ciudad más sostenible e integradora».

Cervantes será también un edificio inteligente, ya que todos sus procesos estarán automatizados y centralizados. Por otra parte, los sensores ambientales con los que contará estarán integrados en la plataforma de ciudad.

El edificio que desde hace unos años alberga el CCJ está protegido, por lo que las actuaciones se están llevando a cabo manteniendo los elementos de protección y ornamentación del edificio en las debidas condiciones de estabilidad, salubridad y ornato público. Es una intervención que se ajusta plenamente a las actuaciones previstas en la ficha del catálogo.

ValenciàEspañol