08:02 - martes, 27 febrero 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Cierra el centro de salud de La Coma por baja laboral de casi todo el personal

La baja de todo el personal médico y administrativo de atención primaria se debe a la presión sufrida durante las últimas semanas por parte de los usuarios

El departamento sanitario del Arnau Vilanova ha cerrado este miércoles el centro de salud del barrio de la Coma en Paterna por la baja médica de la práctica de la totalidad de sus profesionales de Atención Primaria, “debido en gran parte a las amenazas que reciben diariamente, en alguna ocasión con armas”, y que este martes derivó en el ataque a un médico por parte de un paciente.

La Conselleria de Sanitat ha derivado a los pacientes a los centros del Clot, Campamento, Lloma Llarga y la Canyada, y solo permanece activo la UCA y la atención de Salud Mental.

El sindicato CCOO ha denunciado en un comunicado la “falta de seguridad” que hay en este centro de salud, cuyos pacientes están siendo derivados a otros ambulatorios de la zona básica para ser atendidos.

Según explica, el centro sanitario está custodiado por dos guardias de seguridad, “algo totalmente insuficiente, ya que hacen falta otro tipo de acciones para garantizar la seguridad real de las personas trabajadoras y usuarias“.

Añade que las personas trabajadoras de este centro sanitario “exigen trabajar con seguridad y lamentan que la agresividad de unas personas esté perjudicando a la población de esta zona que necesita atención sanitaria en su centro más próximo”.

El sindicato exige a la Administración que se “tomen medidas para que cese de una vez por todas la violencia que sufre el personal y que está perjudicando su salud, tanto física como emocional”.

Por su parte, el Colegio de Médicos de Valencia ha expresado su “más enérgica condena” a la agresión sufrida este martes por un médico de este centro de salud “tras ser atacado por un paciente” y ha manifestado su “solidaridad y respaldo”.

Desde esta institución no cesaremos en nuestro empeño de denunciar este tipo de incidentes, que menoscaban la salud física y mental de los médicos, y que suponen una lacra para nuestra sociedad”, subraya la entidad colegial.

Recuerda que el pasado año se registraron 25 agresiones en la provincia de Valencia, la segunda cifra más alta en la última década. “Una cifra insostenible que, además, sabemos con certeza que no alcanza a la realidad, pues muchas agresiones, ataques o amenazas no se denuncian por miedo”, aseveran.

El Colegio insta a todos los médicos a que denuncien y señala que tienen a su disposición los servicios jurídicos de la corporación para ofrecerles cobertura jurídica integral y apoyarles ante cualquier agresión sufrida, así como la Oficina de Atención Social para prestar atención psicológica en el caso que fuera requerido.

Últimas noticias

Contenido relacionado