Cinco colegios de Castelló convertirán en premios el ahorro que logren en su factura energética

En este proyecto pionero, del ahorro que se consiga, el ayuntamiento destinará al centro la mitad como premio y la otra mitad se dirigirá a mejorar la eficiencia energética.

El Ayuntamiento de Castelló ha iniciado el pionero proyecto de ahorro energético 50 50 en cinco centros educativos de la ciudad: Bernat Artola, Bisbe Climent, Lluís Revest, Pintor Castell i Gaetà Huguet. Esta iniciativa involucra a la comunidad educativa para reducir su consumo energético. Del ahorro que se consiga se destinará al centro la mitad como premio y la otra mitad se dirigirá a mejorar la eficiencia energética.

El concejal de Transición Ecológica, Fernando Navarro, y el concejal de Educación, Francesc Mezquita, han visitado este martes en el Gaetà Huguet uno de los talleres iniciáticos que se lleva a cabo con los escolares de los colegios participantes.

“Es un proyecto que puede lograr hasta un 30 % de ahorro según las experiencias en otras ciudades donde ha funcionado muy bien, a través de la participación y la implicación de la comunidad educativa, suponiendo además mejoras en las dotaciones de los centros con el ahorro económico que se consiga con la disminución de la factura”, ha destacado el concejal de Transición Ecológica, Fernando navarro.

“Más allá de las mejoras infraestructurales que supondrá el programa para los centros, es importante porque fomenta hábitos sostenibles y de ahorro energético implicando directamente el alumnado y ayuda a la concienciación medioambiental; y por eso trabajamos con Transición Ecológica para impulsarlo y ampliarlo además centros”, ha resaltado el regidor de Educación, Francesc Mezquita.

La propuesta municipal, que se desarrolla con la asistencia externa de Aeioluz, ha empezado con un presupuesto que abarca centros educativos y en los siguientes ejercicios se plantearía una posible ampliación.

El 50 50 ha comenzado con talleres entre el alumnado y los próximos días mantendrán sus primeras reuniones los equipos energéticos que se forman en cada centro para revisar el gasto energético. Estos grupos están formados por representantes de las AMPAS, alumnado, profesorado personal de mantenimiento del centro, representantes del Ayuntamiento y Aeioluz. Cada mes se reunirá para proponer medidas de ahorro y comparar el gasto energético en luz y agua respecto a las facturas de los cuatro años anteriores.

Al final del curso se comprobará la mejora energética conseguida y de este ahorro el 50’ % será utilizado por el centro para reforzar sus infraestructuras, y el otro 50 % por el Ayuntamiento para seguir potenciando la eficiencia de los cetros participantes.

El método 50 50 refuerza la concienciación energética de los usuarios al involucrarles con consejos y charlas en acciones y hábitos, entre otras iniciativas, en actuaciones de ahorro energético. Mientras, los beneficios económicos son compartidos para llevar a cabo iniciativas que propicien una disminución de la factura de la luz y en actuaciones que necesite el centro educativo.

CatalàEspañol