Los citricultores valencianos enfadados con el nuevo anuncio de Don Simón

La asociación AVA-ASAJA ya se enfrentó a esta marca por indicar que sus zumos “recién exprimidos” tenían más propiedades nutritivas que las naranjas frescas y por asegurar que eran más baratos sus tetrabriks refrigerados que los cítricos

“¿Sabía usted que la naranja una vez cogida del árbol va perdiendo propiedades?” Con este polémico mensaje empieza un anuncio publicitario que ha emitido Don Simón, marca del grupo empresarial García Carrión, y que la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) ha recriminado duramente por suponer “un nuevo ataque perpetrado por esta compañía al consumo de naranjas en fresco con el afán comercial de alentar la compra de sus zumos industriales”.

La organización agraria ha interpuesto una denuncia a Autocontrol, el organismo independiente de autorregulación de la industria publicitaria en España, para que investigue y retire esta campaña de Don Simón que “va en contra de todas las explotaciones citrícolas que venden al mercado en fresco y que permiten a España erigirse en el primer país exportador del mundo”. 

AVA-ASAJA advierte, a partir de conclusiones del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), que zumos como el elaborado por Don Simón “requieren un tratamiento de alta temperatura que afecta a las cualidades organolépticas, especialmente al sabor, mientras que el zumo exprimido cuando se va a consumir es más natural, presenta un mejor sabor y, en el caso de hacerlo con naranjas de nuestro territorio, fomenta el consumo de productos de kilómetro cero, lo que redunda en un menor impacto medioambiental respecto a las emisiones contaminantes que genera el transporte desde miles de kilómetros”.

Por ello, AVA-ASAJA recomienda el consumo de naranjas en fresco: “El zumo más saludable que puedes tomar es aquel que se exprime al instante con las naranjas frescas. Lo puedes beber cuando quieres porque la piel permite conservar la calidad de la naranja hasta que la partes por la mitad para su consumo. En cambio, Don Simón especifica que solo tienes cinco días para digerir el zumo una vez abierto el tetrabrik, conservado refrigerado y agitado antes de servir”.

Reincidente en mensajes confusos

No es la primera vez que desde el sector citrícola se acusa a Don Simón de diseñar campañas publicitarias confusas, algunas de las cuales merecieron la reprobación del Jurado de Autocontrol. En 2007 este organismo de arbitraje extrajudicial obligó a esta firma a eliminar de sus anuncios la referencia a que sus jugos eran “cien por cien naturales”.

En 2009, por su parte, AVA-ASAJA afeó dos provocaciones más: primero que sus zumos “recién exprimidos” tienen más propiedades nutritivas que las naranjas frescas y, en un segundo spot, que resulta más barato adquirir sus tetrabriks refrigerados que comprar los cítricos directamente en la frutería. “Puede que haya consumidores informados que encuentren estos mensajes absurdos, porque lo son, pero hacen mucho daño a la citricultura española”, advierte AVA-ASAJA.

CatalàEspañol