Fernández recuerda que “hogares, agricultores y sectores como la restauración” serán los más afectados por la subida eléctrica

Ciudadanos presenta una moción en la Diputación para congelar la factura energética y exigir la bajada del IVA en el impuesto eléctrico

La portavoz de Ciudadanos en la Diputación, Cristina Fernández, ha registrado una moción para el próximo pleno en la que pide al gobierno central que congele la aplicación de la nueva factura de electricidad, reduzca la aplicación del IVA y establezca un periodo de transición para dar suficiente tiempo a los consumidores a adaptar sus hábitos.

Cristina Fernández califica de “chapuza express” la puesta en marcha de las nuevas tasas que penalizan las horas de mayor consumo. “Es surrealista que se diga a la población que para ahorrar tiene que poner lavadoras a la 1 de la mañana o planchar después de medianoche.

Parece una broma en lugar de una regulación energética en un país civilizado. Podemos estar de acuerdo en la búsqueda de un mejor rendimiento energético, pero no a cualquier precio. Son los hogares más vulnerables de esta provincia los que cuentan con electrodomésticos menos eficientes. Por tanto serán las rentas medias y altas las que mejor se adaptarán y menos notarán el aumento del autoconsumo. Una vez más, este gobierno hará pagar más a los que menos oportunidades y recursos tienen”.

Son los hogares más vulnerables de esta provincia los que cuentan con electrodomésticos menos eficientes

Fernández considera que estamos ante una subida que llega “en el peor momento posible” y ha recordado que afecta a sectores clave de la economía provincial y no solamente a hogares.

Los regantes ya hablan de un aumento de los costes en su factura del 40%, lo que supone la puntilla para un sector ya suficientemente castigado por problemas estructurales o puntuales, como la plaga del cotonet. Según las asociaciones agrarias el riego supone el 20% del coste de la producción de la naranja cuyos precios siguen en caída libre año tras año. Mientras las cotizaciones en el campo llevan 30 años sin subir, los agricultores soportan cada vez más costes y menos beneficios”.

La diputada provincial recuerda que organismos como la OCU han denunciado que “serán los particulares y el suministro de locales en baja tensión los que soportarán el 75% del coste de la subida. La hostelería es otra de las grandes damnificadas, justo ahora que comienza la temporada estival. No nos parece la mejor forma de fomentar la recuperación en un país cuyos ciudadanos necesitan bajadas de impuestos, no más cargas para llegar a final de mes. Es el mundo al revés”.

CatalanSpanish