COCEMFE CV reivindica los ascensores a cota cero y una regulación propia para las plataformas elevadoras

La entidad de utilidad pública se reúne de urgencia con Industria para evitar los grandes retrasos en las reformas de accesibilidad de los edificios de viviendas.

La Confederación de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunitat Valenciana, COCEMFE CV, ha planteado ante Industria dos iniciativas técnicas para garantizar la mejora de la accesibilidad en los edificios de vivienda, como son agilizar las solicitudes de fosos reducidos para ascensores a cota cero y regular el mantenimiento e inspección de las plataformas elevadoras.

El objetivo de estas dos medidas es doble. Por un lado, hacer real y efectivo el mandato de la Ley General de los Derechos de las Personas con Discapacidad, que establece que todos los edificios han de ser accesibles para las personas con discapacidad.

Por otro lado, garantizar la autonomía personal a través de la accesibilidad universal en las fincas de viviendas para que las personas con discapacidad puedan vivir en su entorno habitual el mayor tiempo posible, en plena seguridad, comodidad e independencia.

Problemática actual

En la actualidad, existe un gran retraso en las concesiones de fosos reducidos, que implican la mejor tecnología para bajar el ascensor a cota cero. Asimismo, se tiende a priorizar que el foso disponga de la máxima altura posible, lo que supone la construcción de rampas con la máxima pendiente permitida por la normativa (hasta un 12%), cuestión que perjudica a las personas con la movilidad reducida.

El presidente de COCEMFE CV, Juan Mondéjar, ha explicado que los fosos reducidos son una solución que debe estar al servicio de la accesibilidad universal entendida de forma integral en un edificio y con perspectiva de futuro: “Necesitamos con urgencia un cambio en la interpretación técnica que tenga en cuenta a las personas con discapacidad. La tecnología para la realización de fosos reducidos y ascensores a cota cero está totalmente certificada y validada por la legislación europea, además de que beneficia las condiciones de accesibilidad de los edificios, ya que permiten accesos a pie llano sin rampa alguna”, ha destacado.

Por otro lado, ha hecho hincapié en los efectos adversos que acarrea esta situación: “Sería contraproducente que, después de la sensibilización que muestran ya muchas comunidades de vecinos con la accesibilidad, cayeran en la negatividad hacia ella por las actuales trabas burocráticas, que pueden retrasar durante meses una reforma de carácter urgente para los vecinos con movilidad reducida o de edad, e impedir así su autonomía”, ha lamentado.

COCEMFE CV recuerda que en la Comunitat Valenciana hay 15.000 personas prisioneras en sus viviendas por la existencia de barreras en sus edificios, según el estudio Movilidad reducida y accesibilidad en el edificio, elaborado por la Fundación Mutua de Propietarios en colaboración con COCEMFE Estatal.

Acorde a este informe, un 69% de los valencianos con movilidad reducida precisan de ayuda para salir de sus casas y el 29% considera que si su edificio estuviera más adaptado saldría con más frecuencia.

Regulación propia para plataformas

Como una cuestión complementaria, COCEMFE CV ha solicitado que se elabore una normativa propia que establezca obligaciones de mantenimiento e inspecciones periódicas para las plataformas elevadoras destinadas al uso por parte del colectivo.

La petición se realiza por varios motivos, ya que en la actualidad estas soluciones de accesibilidad, que la normativa establece como excepcionales, están consideradas maquinaria industrial.

Por este motivo, su regulación actual está “obsoleta”, según COCEMFECV, ya que no garantiza el correcto funcionamiento y la mayoría están paradas, no se arreglan cuando se estropean porque hay pocas empresas dedicadas a ello y resulta un gran gasto y, finalmente, no cumplen con las dimensiones y limitaciones de carga máxima acordes a la normativa actual de accesibilidad.

En definitiva, en todas estas incidencias las personas con discapacidad, dada su vulnerabilidad, están “desamparadas y se halla en riesgo su seguridad personal”.

Es por todo ello que las comunidades de vecinos prefieren optar por bajar el ascensor a cota cero como una opción definitiva, tras comprobar al cabo de pocos años de su instalación que las plataformas elevadoras son soluciones temporales que a largo plazo suponen una opción deficiente de accesibilidad y una carga económica excesiva para la comunidad.

Todas estas cuestiones han sido trasladadas a la directora general de Industria, Silvia Cerdá, en una reunión en la que han participado el presidente de la entidad, Juan Mondéjar, el diputado autonómico Carlos Laguna, y el técnico de accesibilidad Eduardo Signes. COCEMFE CV destaca la sensibilidad con las necesidades del colectivo y su voluntad y disposición a trabajar para solucionar los temas planteados por parte la directora general. 

Quiénes somos

La Confederación de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunitat Valenciana (COCEMFE CV) es una organización no gubernamental sin ánimo de lucro nacida en 1991 cuyo principal objetivo es la defensa de los derechos de las personas con discapacidad física y orgánica, así como la promoción de su plena inclusión y participación en la sociedad. Esta entidad de utilidad pública aglutina los esfuerzos y actividades de las tres federaciones provinciales y las 100 asociaciones que la integran.

ValenciàEspañol