La comisaría de Almassora incluirá una sala para visitas de menores de padres separados

Se atenderá también a las víctimas de violencia machista con una mayor discreción

El Ayuntamiento de Almassora prepara un espacio novedoso para padres separados o víctimas de violencia machista en la nueva comisaría de la Policía Local, ubicada en el antiguo Instituto de Calidad de la Edificación, en la calle Industria. La habitación, denominada sala amable, estará instalada junto a la fachada principal del edificio y diferenciada de la imagen conjunta de la comisaría para ofrecer un servicio más cercano.

La intención del equipo de gobierno, junto a la Policía Local y el departamento municipal de Urbanismo, es crear un espacio diferenciado entre la atención policial habitual y la ciudadanía que atraviesa una situación personal delicada para favorecer la comunicación en una sala íntima.

En este punto tendrá lugar el intercambio de menores para el cumplimiento del régimen de visitas y la atención a víctimas incluidas en el protocolo Viogen en aquellos casos que no requieran de diligencias. Será la sala más grande del recinto tras la de operativos y suplirá así la falta de un recinto similar en las dependencias actuales del Ayuntamiento de Almassora, tal como ha indicado el comisario jefe, Roberto Verdoy.

Esta parte ha recordado que las instalaciones actuales se han quedado pequeñas para ofrecer nuevos servicios como el de la atención a menores y víctimas, que en la actualidad tienen lugar en la recepción del departamento de Policía Local. Esta circunstancia cambiará cuando finalicen las obras, a cargo de Escaplés e Hijos S.L., que cuentan con un presupuesto de 578.234,80 euros, cofinanciadas al 50% por el consistorio y la Generalitat Valenciana.

La superficie total del recinto alcanza los 643,59 metros cuadrados, de los cuales 427,42 han sufrido reforma y 216,27 forman parte de la ampliación diseñada por el arquitecto municipal. Este hecho permitirá incrementar en más de 200 metros cuadrados la superficie actual, además de incorporar futuras ampliaciones.

La nueva comisaría de la Policía Local ofrecerá servicio a los polígonos industriales de Almassora, ya que se encuentra en un punto de comunicación entre el casco urbano y la periferia del municipio. El edificio contará con un espacio central destinado a usos comunes, despachos, vestuarios, almacén, sala de instalaciones y un patio para iluminar la sala central. La zona de unión entre los dos sectores será el punto de acceso del personal desde el aparcamiento del interior de la parcela.

El edificio, con un entorno agradable y una zona ajardinada, está ubicado en una parcela que tiene la opción de ampliarse y responder a necesidades del futuro. La luminosidad del recinto permitirá hacer un uso más responsable de la luz y reducir el gasto. La jefatura de la Policía Local también estará integrada en esta instalación municipal.

ValenciàEspañol