Compromís considera que no es el momento de poner el nombre de Barberà al puente de las Flores

La formación política ha recordado que ‘todavía hay dos casos judiciales abiertos por presunta financiación ilegal de sus campañas electorales’

Compromís considera que no es el momento de poner el nombre de Barberà al puente de las Flores “por los dos casos judiciales en marcha”, así se ha manifestado la portavoz adjunta en el Ayuntamiento de València de la formación política, Papi Robles, tras conocerse la noticia de que la Junta de Gobierno Local ha aprobado este viernes el inicio de los trámites administrativos para que Rita Barberá sea alcaldesa honoraria de Valencia y para que el Puente de las Flores lleve también su nombre, tal y como prometió María José Catalá, la edil de València durante la campaña electoral. 

Papi Robles opina “que no es momento de poner el nombre de la exalcaldesa Barberà en el Pont de les Flors de València, dado que todavía hay dos casos judiciales abiertos por presunta financiación ilegal de sus campañas electorales“.

La portavoz adjunta ha expresado que le preocupa “profundamente la falta de palabra de la señora Catalá“. Y ha explicado que todavía recuerda cuando el 28 de mayo escuchó a Catalá hablar de que gobernaría con sentido común.

Aún estoy buscando el sentido común que tiene este nombramiento, justamente ahora, cuando hay dos procedimientos judiciales abiertos por financiación de sus campañas vinculadas con sus colaboradores y familiares”, ha dicho Papi Robles.

Desde Compromís también han emplazado a la señora Catalá a explicar “a toda la gente” qué es lo que hará con este nombramiento que quiere hacer si la justicia confirma que las conductas son inmorales. “El sentido común sería revocarlos“, ha apuntado Papi Robles.

“¿Qué es lo que hará?”, ha incidido la portavoz adjunta de Compromís, quien ha hecho una última reflexión: “A Rita Barberá la echó de su partido, entre otros, la señora María José Catalá, que firmó para que renunciara al acta de senadora por dignidad de los valencianos. Me pregunto si está la señora Catalá tratando de lavarse la cara delante de alguien”.

“¿Lo de poner València por delante de todo era en realidad usar a València por el interés propio? ¿De verdad era esto?”, se ha preguntado Papi Robles. Por su parte, el portavoz de Compromís en el Ayuntamiento de València, Joan Ribó, ha recordado que “hace tan sólo seis días que se supo que una constructora pagó 202.600 euros al cuñado de Barberá tras recibir nueve millones de euros en contratos”.

Para los valencianistas, por tanto, “se trata de una medida que no es estética ni adecuada al momento judicial en el que nos encontramos. Y de nuevo vuelve a demostrar el bluf en el que está convirtiéndose el gobierno de Catalá, que todavía no ha creado una estructura definitiva del gobierno ni se ha puesto a trabajar, ni ha hecho ninguna propuesta que no sea sectaria y meramente gestual”.

“Hasta ahora sólo hemos tenido fotos con Aznar, asistencia a actos del Partido Popular en horario laboral y polémicas como estudiar que vuelva el maltrato animal con el “bou embolat” o poner el nombre de Barberà al Puente de las Flores cuando todavía hay investigaciones en marcha”, han denunciado desde Compromís.