viernes, 21 junio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

La Comunitat Valenciana confirma un caso de fiebre del Nilo Occidental

La paciente, residente en Puçol, ingresó en el hospital con síntomas y ya ha recibido el alta hospitalaria tras una evolución favorable

La Conselleria de Sanidad ha notificado al Ministerio del ramo la confirmación este jueves por parte del Centro Nacional de Microbiología de un caso de Fiebre del Nilo Occidental en una mujer de 72 años residente en el municipio de Puçol, en Valencia.

La paciente ingresó en un hospital por determinados síntomas, evolucionó favorablemente y recibió el alta hospitalaria el 9 de agosto, según fuentes de la Conselleria de Sanidad, y no ha sido hasta más tarde, tras iniciarse las actuaciones de vigilancia a raíz de la declaración por parte de Agricultura de un caso de esta patología en un caballo, cuando surgió la sospecha de que esos síntomas que presentaba la afectada podían corresponder a la enfermedad del virus del Nilo. Las sospechas se han confirmado ahora.

Este es el primer caso humano que se detecta en la Comunitat Valenciana como resultado de las actuaciones de vigilancia epidemiológica y entomológica y dentro del Programa de Vectores de relevancia en Salud Pública de la Comunitat Valenciana.

La Fiebre del Nilo Occidental es una enfermedad infecciosa transmitida por picadura de mosquitos que no se transmite entre humanos. En España, se ha notificado previamente un caso confirmado en humanos en Andalucía.

Refuerzo de la vigilancia

Según explican desde la Conselleria de Sanidad, de acuerdo con el Programa de Vigilancia de la Generalitat se ha realizado un “refuerzo” de las medidas de vigilancia y control vectorial en la localidad de Puçol, para lo cual se cuenta con el servicio de control entomológico de la Dirección General de Salud Pública. Las autoridades locales y de los municipios colindantes han sido informadas “en todo momento” de las medidas a adoptar.

Desde la Conselleria se indica la necesidad de que la población mantenga medidas preventivas para evitar picaduras de mosquitos en las horas de mayor actividad de las especies transmisoras de esta enfermedad (cercanas al amanecer y posteriores al atardecer) tanto individuales como domésticas, sobre todo para la población vulnerable con inmunidad comprometida y así reducir “de forma relevante” las probabilidades de transmisión.

Entre las individuales, se incluye el uso de repelentes registrados de uso tópico y ropa clara y que cubra la mayor parte de la piel y entre las domésticas, el uso de mosquiteras, evitar aguas estancadas o la utilización de repelentes ambientales.

Últimas noticias

Contenido relacionado