La Comunitat, ‘referente’ de mediaciones para evitar juicios

La consellera de Justicia señala la que inversión de 4,5 millones de euros posiciona a la región por una alternativa 'un 78 % más barata y un 90 % más rápida' que los procedimientos judiciales ordinarios.

La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, ha destacado que los 4,5 millones de euros que se han invertido en los últimos años en el desarrollo y fomento de la Mediación han convertido a la Comunitat Valenciana en un referente sobre este método de Justicia alternativa que es “un 78 % más barata y un 90 % más rápida” que los procedimientos judiciales ordinarios.

Así se ha expresado en su intervención en el cierre del seminario ‘La Mediación: una solución a los conflictos con pasado, presente y futuro’, organizado por la Cátedra Institucional de la Cultura de la Mediación de la Universitat de València, que se ha clausurado este miércoles en la Lonja de la Seda valenciana.

La consellera ha defendido que no puede construirse la Justicia del siglo XXI con parámetros del siglo XIX y que es tiempo de superar “el Estado jurisdiccional en el que vivimos en el que todo se lleva a los tribunales”. En este sentido ha recordado que el Consell, desde 2015, ha apostado “por una Justicia más basada en el diálogo que en el conflicto; en el acuerdo que en la sentencia y en la satisfacción de ambas partes más que en la victoria de una sobre la otra”.

Por esos motivos, “apostamos por la Mediación” mediante una doble acción: “Por un lado, mediante el desarrollo normativo necesario para que la Mediación tuviera las mismas garantías que un procedimiento judicial” y por otro, “arbitrando líneas presupuestarias para su desarrollo y fomento”.

Fruto de estas iniciativas, la Comunitat Valenciana cuenta, desde 2018, con una ley autonómica “que supera la legislación estatal al ampliar la Mediación a las jurisdicciones de lo Social, lo Mercantil y algunos casos de lo Penal” y también incluye un reglamento “que contempla la Mediación gratuita”.

Por otra parte, la consellera ha recordado la puesta en marcha de los cuatro Servicios de Orientación y Mediación en Alicante, Castellón, Elche y València, así como las 51 Oficinas Mediaprop en otras tantas localidades “para acercar este método alternativo a la ciudadanía” y a las que se sumarán otras 36 con la apertura de oficinas en las cabezas de partido judicial y en tres mancomunidades.

Todo ello ha propiciado que los órganos judiciales de la Comunitat hayan derivado a la Mediación, a través de los Servicios de Orientación más de 1.500 asuntos en el periodo 2019-2022”.

Además, solo el año pasado, las oficinas Mediaprop llevaron a cabo 972 actuaciones de información y asesoramiento y 454 actuaciones mediadoras, de las cuales, 208 están finalizadas (131 con acuerdo y 77 sin él), hay 136 en trámite y 110 que no prosperaron.

Aunque estos datos “son esperanzadores”, según la consellera, “no son satisfactorios” porque, pese a las ventajas de la Mediación, sigue siendo una opción minoritaria “en una sociedad excesivamente judicializada a pesar de que las soluciones que surgen de los juzgados van a ser siempre en términos de victoria o derrota y, por tanto, fuente de frustración para una de las partes”.

Además, para la consellera, “el Estado jurisdiccional es caro”, por lo que “si consiguiéramos llevar a la Mediación sólo uno de cada diez asuntos que llegan a los juzgados de las tres provincias valencianas, tanto la ciudadanía como las administraciones públicas nos ahorraríamos más de 370 millones al año”.

“De ahí que sea tan importante perseverar en el camino que iniciamos en 2018 con la aprobación de la Ley Valenciana de la Mediación y que forma parte esencial del Modelo Valenciano de Justicia”. “Por ello, este año, vamos a dedicar más de 1,7 millones de euros para subvencionar acciones de atención, información ciudadana, práctica mediadora e investigación”, ha concluido Gabriela Bravo.

CatalàEspañol