El Consell aprueba el V Plan de Salud de la Comunitat Valenciana

En la elaboración, han participado pacientes y sus asociaciones, ciudadanía, colectivos sociales, profesionales y sociedades científicas

El Pleno del Consell ha aprobado el V Plan de Salud de la Comunitat Valenciana, que marca la dirección que la Generalitat propone seguir durante los próximos años para mejorar el nivel de salud y bienestar individual y colectivo y reducir las desigualdades en salud en la sociedad valenciana.

En él se concretan las prioridades para proteger a las personas y ayudarles a vivir más tiempo en buena salud.

Para su elaboración, coordinada desde la Dirección General de Salud Pública y Adicciones, se ha partido de un análisis exhaustivo de la situación de salud de la población valenciana y sus factores determinantes, valorando los principales indicadores y se han considerado las referencias en políticas, estrategias de salud y las directrices propuestas por organismos e instituciones nacionales e internacionales.

Además, en el proceso de creación han participado, a través de un foro en Internet, pacientes y sus asociaciones, ciudadanía, colectivos sociales, profesionales, sociedades científicas y demás personas interesadas en las políticas de salud de la Comunitat Valenciana.

El foro virtual ha servido, además de para incrementar la participación social, para abundar en la transparencia en los procesos de toma de decisiones, puesto que las cuestiones que afectan a la ciudadanía (tanto población como profesionales) se han expuesto y sometido a consulta pública.

El objetivo general del V Plan de Salud de la Comunitat Valenciana es optimizar la salud y el bienestar de la población valenciana desde una perspectiva de equidad.

Tres líneas estratégicas

En primer lugar, una serie de actuaciones cuyo objetivo es avanzar en equidad, contando con la participación de la ciudadanía para afrontar nuevos retos y posibles amenazas para la salud.

Esta primera línea se subdivide en cuatro objetivos: gobernanza en salud y salud en todas las políticas para que el bienestar sea una meta transversal; cultura de participación en salud; situaciones y problemas de salud emergentes y salud digital.

La segunda línea estratégica busca conseguir que las personas y las comunidades sean más resilientes, actuando sobre los entornos donde vivimos y promoviendo la salud en todas las etapas de la vida. Este eje se concreta, además, en entornos de vida saludables, seguros y libres de discriminación y violencia; cultura de la salud para promover comportamientos saludables y, finalmente, salud positiva, cuya finalidad es promover los activos para la salud a nivel individual, familiar y comunitario.

Finalmente, la tercera línea presta atención a la importancia de continuar reforzando y adaptando el sistema sanitario a las necesidades de la sociedad para alcanzar los mejores resultados en salud con los máximos niveles de satisfacción y de experiencia de las personas con su atención en términos de calidad y servicio, con el menor coste y mejores experiencias y satisfacción de los y las profesionales.

Se subdivide en seguir reforzando la Atención Primaria y Comunitaria, la Salud Pública, la orientación comunitaria de la salud mental y el trabajo en red; refuerzo de la capacidad y resiliencia; obtención de los mejores resultados en salud, adaptando las atenciones que se prestan a las personas enfermas a sus expectativas y necesidades y reconocimiento del liderazgo profesional como valor esencial e imprescindible para la transformación y el funcionamiento del sistema sanitario.

El Plan concreta, además, instrumentos para evaluar el grado de consecución de cada indicador.

CatalàEspañol