Generalitat y Ayuntamiento constituyen una comisión para mantener la actividad de La Marina

El alcalde garantiza la continuidad de la actividad de empresas y trabajadores en La Marina tras la disolución del Consorcio Valencia 2007

El alcalde de València, Joan Ribó, ha garantizado la continuidad de la actividad en La Marina de València, tras la reunión del Consejo Rector del Consorcio Valencia 2007, en la que se ha aprobado la disolución de este organismo como tal, y la constitución de una comisión de disolución integrada por el Ayuntamiento y la Generalitat, en la que tiene cabida una representación estatal.

Tal como ha afirmado el alcalde, “iniciamos un proceso de liquidación, con la voluntad de que la actividad se mantenga en todo momento en esta zona, una voluntad que mira al futuro, pensando en la situación de las y los trabajadores, en el desempeño de las empresas que operan en este ámbito, y en los millones de visitantes que acuden cada año”.

De hecho, ha recordado el alcalde, el año pasado, a pesar de ser una anualidad marcada todavía por las restricciones derivadas de la pandemia, la Marina de València recibió más de 4 millones de visitantes, entre ciudadanía y turistas; y en los años precedentes se llegó a alcanzar la cifra de 7 millones.

El alcalde ha informado del contenido de la sesión del Consejo Rector, junto a la consellera de Política Territorial, Rebeca Torró, al concluir el encuentro, en el que han participado, además, la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, la concejala de Desarrollo Innovador de los Sectores Económicos y Empleo, Pilar Bernabé, el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, y la concejala de Patrimonio y Recursos Culturales, Gloria Tello.

Como es conocido, la salida del Estado del Consorcio, en enero de 2019, obligaba a la disolución del organismo, tal como se señalaba en sus estatutos. Con este motivo, el Consejo Rector ha aprobado este lunes la creación de una comisión de liquidación, que contará con representación del Ayuntamiento y de la Generalitat, y para la que se deja abierta la posible incorporación de una representación del Estado.

El alcalde de València ha subrayado que, “mientras dure todo el proceso, hay que mantener la actividad en la Marina”, y ha señalado la voluntad decidida de “continuar trabajando y definir los mecanismos que sean necesarios para ello”. Tal como ha explicado ante los medios de comunicación, la liquidación implica hacer inventario de activos y pasivos; de hecho, el próximo año se han de pagar 30 millones correspondientes a la anualidad de un préstamo pendiente. No obstante, todavía no es posible hablar de fechas ni de la fórmula organizativa que ha de sustituir al Consorcio.

“Lo que queremos –ha subrayado el alcalde- es que todo sea lo más rápido posible, porque las y los trabajadores necesitan tener todas las garantías, y nosotros queremos garantizarles la transición y también la situación futura”. En parecidos términos se ha manifestado la consellera Rebeca Torró, quien ha manifestado también la “voluntad de continuar trabajando en un nuevo espacio que nos lleve a la gestión propia de la Marina”.

Un polo de innovación

En segundo lugar, el alcalde ha destacado que, aparte de las actividades náuticas, “la Marina es el polo de innovación más importante que tiene València en estos momentos, junto a las universidades y a Las Naves”. “Y para la ciudad, es estratégico que el trabajo que se está haciendo en la Marina en este ámbito continúe y se desarrolle”, ha defendido

En este sentido, Ribó ha anunciado que mañana mismo planteará una reunión con el presidente de la Autoridad Portuaria, Aurelio Martínez, para analizar los cauces de colaboración y de trabajo en común para dar continuidad a la actividad en la Marina. En estos momentos, el Ayuntamiento gestiona toda la zona Norte del ámbito; y, tal como ha afirmado el primer edil, “la Marina es ya una apropiación de la ciudad, porque todos los días pasan allí millones de personas”, y ha citado ejemplos parecidos en zonas costeras de otras ciudades, como Copenhague, como consecuencia de la evolución y la redefinición de los puertos.

Un puerto autonómico

Por su parte, la consellera de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Rebeca Torró, ha señalado que la Generalitat trabaja para que la Marina de València se convierta en un puerto de la red autonómica tras la liquidación del Consorcio 2007. En este sentido, la consellera ha explicado que la Marina de València “reúne las condiciones necesarias para formar parte de Ports de la Generalitat, ya que tiene una bocana de acceso propia y está completamente separada de la actividad comercial que se desarrolla en ValenciaPort”. Con este objetivo, la Generalitat ha diseñado un plan de trabajo.

Asimismo, ha señalado que se ha podido iniciar la liquidación del Consorcio “gracias a que el Gobierno de España asumió la deuda que tenía contraída el consorcio” y que con el paso dado hoy “se abre una nueva etapa en La Marina”. En este sentido, la Generalitat ha propuesto al Ayuntamiento de València, la idea de un nuevo consorcio para poder gestionar íntegramente la Marina de València.

Del mismo modo, la vicalcaldesa de València, ha señalado que “hoy es un magnífico día, un día que llevábamos esperando desde el año 2007. Por fin podemos anunciar que se ha liquidado el Consorcio de la Marina, que se creó para gestionar la monstruosa deuda que nos dejó en herencia el Partido popular y que era una losa que impedía avanzar a la Marina”.

“Gracias al compromiso del Gobierno socialista de Pedro Sánchez con la ciudad de València, que condonó la deuda, hoy por fin hemos podido liquidar ese Consorcio y, por lo tanto, esa deuda. Ahora ya el futuro pasa por una sociedad entre el Ayuntamiento de València y la Generalitat Valenciana que pueda hacer avanzar y sacar todo el potencial a la Marina de València”.

ValenciàEspañol