El Consell crea un fondo para la prevención de incendios forestales de 50 millones

La inversión para este año será de 10 millones, cantidad que se duplicará en 2024 y 2025, con 20 millones cada uno, la mayor financiación de la historia en materia de prevención de incendios en la Comunitat

El Pleno del Consell ha aprobado este viernes un decreto ley para la creación del Fondo Estratégico Municipal de Prevención de Incendios y Gestión Forestal con el objetivo de prevenir posibles incendios forestales en el territorio valenciano tras los desastres de Bejís y Vall d’Ebo del pasado mes de agosto, los peores incendios de la última década. Un plan con una dotación de 10 millones de euros para este año con el objetivo de prevenir posibles incendios forestales en el territorio valenciano, y que “beneficiará especialmente los municipios situados en entornos naturales y que cuentan con grandes masas forestales”.

Así pues, la Comunitat Valenciana se convertirá en la “única” autonomía que cuenta con un programa de estas características con un partida de 10 millones de euros para 2023, que se duplicará en 2024 y 2025, con 20 millones cada uno, y que en total supondrá una inversión de 50 millones de euros, la mayor financiación de la historia en materia de prevención de incendios en el territorio valenciano.

En este sentido, la la consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Isaura Navarro, ha explicado que “el 20 % de esos 10 millones de euros se repartirán entre todos los ayuntamientos que cuentan con este plan local de prevención de incendios forestale” y para el reparto del resto del fondo “se tendrá en cuenta la masa forestal que haya en cada término municipal así como si existen espacios protegidos”.

Esta financiación va directamente a las inversiones necesarias para realizar las medidas de los planes de prevención incendios. Su ejecución tiene que ser lo más rápido posible antes de la llegada del momento más difícil, el verano, donde por la subida de temperatura entramos en momentos de riesgo para que se den estos incendios”.

Igualmente, estas ayudas podrán destinarse a diferentes tipos de actuaciones de prevención, entre ellas el mantenimiento o introducción de cortafuegos. La conservación de campos de cultivo para mantener la discontinuidad en las zonas forestales, la instalación de depósitos de agua, el mantenimiento de pistas forestales o las podas selectivas de vegetación, son algunas de las varias intervenciones previstas en el fondo.

435 con plan local de prevención de incendios forestales

Del mismo modo, estas ayudas irán destinadas a todos los municipios que tengan aprobado el plan local de prevención de incendios forestales. A estas alturas, un total de 435 ayuntamientos están en disposición de acceder a estas concesiones directas ayudas, a pesar de que la previsión es que sean “más una vez tengan el plan local aprobado a lo largo del mes de enero”. “Una muy buena cifra, más del 85% de la masa forestal dentro de los planes forestales” ha señalado la consellera de Agricultura.

Según ha explicado Navarro, el importe para cada uno de ellos dependerá en función de la ratio de población en relación a la superficie de masa forestal y los espacios protegidos que tengan en su termino municipal. Por lo tanto, el fondo está dirigido principalmente a las zonas forestales de la Comunitat Valenciana y ponderando de manera especial y positiva el factor despoblación y la existencia de espacios naturales protegidos.

La herramienta utilizada es la concesión directa a los ayuntamientos que disponen del plan local de prevención de incendios forestales aprobado por la Generalitat, con una anticipación del 50% de la ayuda. La resolución de concesión directa a los ayuntamientos beneficiarios se remitirá a lo largo del próximo mes de febrero.

CatalàEspañol