El Consell inyecta 12 millones de euros a Mari Claire para cubrir pérdidas

Para disfrutar de esta financiación, la empresa deberá que cumplir determinados compromisos durante la vigencia del préstamos, entre ellos mantener la actividad de la planta a Vilafranca.

El Consell ha autorizado la concesión de apoyo financiero a través del Fondo Valenciano de Resiliencia (FVR), a la Sociedad Marie Claire, S. a. por un importe de hasta 12 millones de euros, con el fin de cubrir parte de las pérdidas generadas por la empresa a consecuencia de la reducción de la actividad provocada por la crisis sanitaria de la COVID-19 desde el de abril de 2020 hasta el 30 de junio de 2022.

La empresa beneficiaria tendrá que destinar los fondos recibidos del préstamo únicamente a financiar los costes fijos incurridos en este periodo que no fueron cubiertos por la contribución a los beneficios ni financiados por otras fuentes de financiación externas.

El pasado 13 de mayo el Consell autorizó un incremento en la dotación del Fondo Valenciano de Resiliencia -que tenía un presupuesto inicial de 3 millones- por importe adicional de 9 millones de euros para atender nuevas solicitudes de financiación con el propósito de reforzar la solvencia de empresas estratégicas valencianas afectadas por la crisis de la pandemia.

Las operaciones de financiación otorgadas al amparo del FVR están destinadas a reforzar la solvencia de las empresas que, siente estratégicas para la Comunidad Valenciana, se hayan visto afectadas por la crisis económica derivada de la pandemia.

Empresa estratégica en la Comunidad

La empresa Marie Claire, fundada en 1907 en Vilafranca, cuenta con una plantilla de más de 300 trabajadores y es uno de los principales motores de actividad de la comarca del Alt Maestrat.

Además, la compañía, dedicada a la fabricación y comercialización de ropa interior concentra actualmente un elevado porcentaje de la actividad económica y la ocupación en esta zona en riesgo de despoblación, por lo cual es considerada estratégica para la economía valenciana.

Condiciones especiales

A consecuencia de la aprobación del préstamo, la empresa está obligada, entre otras cuestiones, a mantener su actividad hasta la completa cancelación del préstamo a Vilafranca del Cid, promoviendo y asegurando el mantenimiento de la ocupación en la zona.

Además, tendrá que solicitar al IVF autorización para iniciar cualquier expediente de regulación de ocupación, la externalización de parte o de toda la actividad fuera de Vilafranca, así como para la apertura de nuevos centros de trabajo fuera de la localidad.

ValenciàEspañol