sábado, 20 abril 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

El Consell aprueba la rebaja por el uso de agua desalada para el riego a usuarios del Tajo-Segura

Destina 2,5 millones de euros y permitirá rebajar en 10 céntimos el coste del metro cúbico hasta el 15 de noviembre

El Pleno del Consell ha aprobado este viernes 5 de mayo el decreto por el que se regula la concesión de 2,5 millones de euros en subvenciones dirigidas a las comunidades de regantes usuarias del trasvase Tajo-Segura de la provincia de Alicante, con el fin de rebajar en 10 céntimos el coste del metro cúbico de agua desalada destinada al riego de sus cultivos.

Se trata de esta manera de apoyar a los agricultores y agricultoras usuarios del trasvase a hacer frente a la compra de agua procedente de desaladoras y disponer de recursos suficientes para continuar con su actividad, dada la reducción progresiva de caudales trasvasados al Segura prevista por el real decreto que aprueba los planes de cuenca.

Según establece el decreto de subvenciones, el importe global máximo a conceder asciende a 2.500.000 euros y estará destinado a abonar 10 céntimos por metro cúbico de agua desalada que hubieran satisfecho las comunidades de regantes desde el 1 de enero hasta el 15 de noviembre de 2023, puesto que la estimación de necesidad de agua desalada para la presente campaña se sitúa en un máximo de 25 hectómetros cúbicos.

La rebaja del coste del agua desalada aprobada por este decreto se suma a la subvención del Gobierno de España, por lo que el precio final del metro cúbico que tendrán que abonar los agricultores pertenecientes a 26 comunidades de riego usuarias del trasvase será de 0,22 euros por metro cúbico.

El decreto señala en su exposición de motivos que el origen del agua para las zonas regables de estas comarcas, declaradas de interés general del Estado, procede del trasvase Tajo-Segura, de la reutilización de aguas depuradas y de agua procedente de desaladoras.

Asimismo hace referencia al Real Decreto 35/2023, de 24 de enero, por el que se aprueba la revisión de los planes hidrológicos de las 12 demarcaciones hidrográficas, que fija los nuevos caudales ecológicos en la cuenca del Tajo lo que supone una disminución paulatina de los caudales trasvasados al Segura de 105 hm3/año para 2027, respecto a los que actualmente vienen recibiéndose.

La reducción del caudal trasvasado compromete la disponibilidad de recursos hídricos necesarios en esta zona de gran producción agrícola donde además existe un gran número de empresas y puestos de trabajo asociados al sector agroalimentario, dedicadas a la logística, transporte, embalaje o distribución, por citar algunos ejemplos.

Por todo ello, el Consell considera necesario compensar este déficit hídrico proporcionando ayudas para facilitar la compra de otras fuentes de agua, como es el caso del agua desalada, a un precio asequible.

Últimas noticias

Contenido relacionado